scorecardresearch
Carmen Arroyo

La Quinta

Carmen Arroyo


Judios en Palencia

28/04/2022

Leo, de nuevo, Judíos y Conversos en la Castilla Medieval, del prestigioso medievalista Julio Valdeón Baruque, en edición muy cuidada de Ámbito, año 2004. Hizo sus estudios con beca lo que avala su inteligencia. Licenciado en Geografía e Historia, obtiene  Cátedra de Enseñanza Media en Palencia, en el Instituto Jorge Manrique donde había sido alumno. Simultaneó docencia con estudios universitarios. Fue becario en varios Institutos, en la Universidad de Poitiers y en la de Valladolid. Obtuvo plaza en 1967 como Profesor agregado de Historia Medieval en la Complutense de Madrid. Luego ganó la cátedra en Sevilla y, por fin, regresa a su tierra. Inolvidables sus conferencias, y conocida su gran humildad.
Es sorprendente, escribe Valdeón, la excelente acogida que los hebreos tuvieron en los reinos cristianos de España. Incluso colaboraron con estos en su particular cruzada contra los musulmanes. Hubo tiempos de persecución seguidos de otros en los que la convivencia fue pacífica. En los siglos XII y XIII, añade, la concordia fue amplia. Nada hacía presagiar que serían expulsados de España.
Hubo reyes que los tuvieron por colaboradores. Otros se volvieron contra ellos. Recaredo en 587, tras su conversión, fue generoso; en cambio, Sisebuto, en el año 616, decretó que todos los judíos debían convertirse o, en caso contrario, abandonar el reino. En el siglo XI, a finales, hay datos de la judería de Aguilar de Campoo. En Monzón se han hallado restos arqueológicos y losas sepulcrales. En 1095, hubo propietarios de tierra en la comarca de Saldaña.
 La iglesia desaprobaba la convivencia, e incluso, vivir cerca de ellos, de ahí que, a pesar de que en ocasiones vivían diseminados dentro de una ciudad, solían agruparse en barrios que, además, tenían su propio templo. Interesante lo que escribe sobre Alfonso VI: el 31 de marzo de 1090 promulga Carta inter Christianos et Judaeus. Concedía trato similar a ambos. No sabemos cuántos habitaban en Palencia. Desde el siglo XI, aumenta su cuota, concentrados en la Puerta de Monzón o diseminados. En tiempo de la reina Urraca, algunas juderías fueron atacadas: Carrión, Saldaña y Cisneros. Importante judería hubo en Paredes de Nava. Cita también  Dueñas, Palenzuela y Monzón de Campos.