scorecardresearch
 José María Nieto Vigil

Sin Perdón

José María Nieto Vigil


La Bella Reconocida

08/04/2022

Los palentinos, todos, estamos de enhorabuena. Nuestra Santa Iglesia Catedral celebra su VII Centenario (1231-2021). De Bella Desconocida se ha transformado, rejuvenecida y radiante, en la Bella Reconocida. Un motivo de orgullo, distinción y devoción, sin estridencias ni exhibicionismo, al más puro estilo identitario del carácter castellano. Sin embargo, debemos tener claro su protección, defensa y promoción, por ser símbolo de una milenaria diócesis palentina, ejemplar y riquísima en patrimonio material e inmaterial. 
Nuestra seo, rodeada y encorsetada por sus homónimas vallisoletana, leonesa y burgalesa, por desconocimiento más que por la evidente realidad, siempre ha parecido, a propios y extraños, como la Cenicienta del cuento, ha sido injustamente postergada, desconsiderada o, incluso, despreciada ante la monumentalidad y fama de sus hermanas. Los palentinos debemos ser sus mejores embajadores y valedores ante tamaño desatino y grave ofensa. Nada de cuentos de hadas infundados y consagrados en el tradicional relato sobre nuestra catedral. Hay que invertir la historia escrita y asentada en la tradición vigente desde hace demasiado tiempo.
Como recoge el título de la magnífica exposición que, entre mayo y diciembre del presente año, Renacer, la catedral transformada, se celebrará en el primer templo de nuestra Diócesis de Palencia, tenemos la obligación de situarla en el lugar que, por mérito propio, le corresponde ante la historia. 
Como no podía ser de otra manera, renace la Asociación de Amigos de la Catedral, tras un largo tiempo de letargo y silencio. Más de cuarenta años de existencia la preceden, decenas de actos y actividades desarrolladas han contribuido a su defensa y promoción. Concepción Casalduero, Arturo Polanco, Jesús Coria y ahora, quien les escribe estas líneas, nos hemos empeñado, junto a sus deanes, Eugenio Frechoso, Santiago Francia, Ginés Ampudia, Mateo Aparicio y Ángel De la Torre, a su apoyo, impulso y honra. Tampoco de puede dejar de citar a las juntas directivas de las que formaron parte. Hoy la asociación ha vuelto a renacer para regocijo de todos.