scorecardresearch
Toyi Marcos Sosa

Desde mi ventana

Toyi Marcos Sosa


Nuestros mayores

25/06/2022

Así somos definidos por algunas instituciones y otros gremios. Genial, nada que objetar ya que eso lleva implícito ciertos compromisos aunque, a veces, tarden en verse reflejados. El pasado día 16, el Ayuntamiento capitalino celebró junto a Cruz Roja el Día Internacional contra el Abuso y Maltrato de las Personas Mayores designado por la Asamblea de las Naciones Unidas. Se leyó un manifiesto, etc. etc.  
Los problemas hasta que no se padecen, son como si no existieran. Ahora, a mí, me toca  el turno de llevar la silla de ruedas de mi marido. A pesar del lumbago, en paseos cortos la conduzco bastante bien pues tiene adaptado un motorcito muy práctico que me ayuda pero ocurre que Palencia tiene pasos en los que la silla se encabrita y debo sortearlos. Me alegra leer en este Diario, que 25 de esos pasos peatonales quedarán a nivel de acera. Hace como dos meses, dejé recado en Alcaldía con parte incluido sobre temas que quería trasladar a cierto edil al que conozco y del que creo tener su confianza para que tuviera la bondad de llamarme. Los días pasaban y volví a insistir. Quien recogió el recado se extrañó y de nuevo, tomó nota. Nada. Pero  hará cosa de un mes al cruzar la plaza Mayor coincidí con la persona en cuestión; dijo no saber nada,  añadió que se lo diría a X para que me llamara. Pero el señor X tampoco ha llamado y como de parabienes no vivimos, al menos los mayores, ni tampoco de ver cómo algunos están sugestionados en llamar fascista o lo que sea al otro, luego llega el obligado reproche que salta a los medios y ¡así pasan los días! ¿Soluciona eso algo? No. A propósito: lo que pretendía transmitir también, era sobre las caídas de los mayores por las losetas que no ignoran sobresalen, y si queremos una ciudad inteligente no debemos olvidar la imperiosa necesidad de volcar, si aún no se ha hecho, un par de carretillas de asfalto en partes de la acera que lleva desde Puente de Hierro hacia el hospital para que quien circula en silla de ruedas y sus acompañantes, no tengan que rodear por el puente que conecta hacía la zona deportiva Isla Dos Aguas para salir al puente del cuérnago del río.