scorecardresearch
Juanma Terceño

El hecho gastronómico

Juanma Terceño


Gastronomía Calabresa

25/05/2022

Este pasado fin de semana se celebró en Calabria una nueva edición del itinerante Concurso Mundial de Bruselas, probablemente el gran concurso de vinos del mundo, en el que más de 300 catadores hemos evaluado unos 7.400 vinos blancos y tintos, dado que este año se han separado las catas de vinos espumosos, generosos y dulces, y también los rosados, que se cataron en Valladolid hace un par de meses. He tenido el honor de cumplir mi décimo aniversario como miembro del jurado, tras no haber acudido en los años más duros de la pandemia. Y como además las catas han sido en un pabellón deportivo, ¡sólo me ha faltado que bajaran una canasta de baloncesto para culminar mi felicidad! Por tanto, este año el Concurso nos ha dado la oportunidad de visitar desde Rende y Cosenza algunas zonas de Calabria, su gastronomía, sus vinos y otros alimentos. Al margen de pizzas, pastas, interesantes panes, ricottas y magníficos quesos Pecorino, o Caprino, en la región se producen productos de calidad como patatas, berenjenas, habas, cebolla roja, tomate, bergamota y magníficas fresas. También son muy interesantes sus embutidos, como un salchichón picante llamado Sorpressata o una sobrasada también bastante picante, la 'Nduja, pues destaca en la región el uso del Peperoncino Rosso, una guindilla picante que caracteriza multitud de recetas. La cebolla roja de Tropea, con IGT y más de 2.000 años de tradición en la zona, se usa de múltiples maneras, y me pareció deliciosa guisada en vino. Berenjena y tomate inundan las recetas de pasta, y son guarniciones frecuentes, de la misma manera que las patatas, cocinadas de diferentes formas. Como pescados, el pez espada o las sardinas son protagonistas, también bacalao, atún y el pescado seco, llamado 'stoccafisso', sobre todo a base de merluza. Destacan también sus conservas en aceite. Carnes, principalmente de cerdo, también cordero y ternera. Magníficos son sus helados, muy afamados y reconocidos entre los italianos. Con gran variedad de sabores, entre los probados quedé prendado con los de fresa, ricotta o crema de leche, ya que llegué tarde a probar uno de bergamota… No se preocupen quienes estén esperando que comente los vinos, por supuesto que sí, pero habrá que esperar una semana para ello.