scorecardresearch

CyL pierde fuelle en el gasto en I+D y lo reduce un 5,3%

SPC
-

Castilla y León rebaja los fondos para investigación hasta los 758 millones durante el primer año de la covid, la cifra más baja desde el año 2017, y se sitúa como la sexta autonomía del ranking nacional

Una mujer trabaja dentro de un centro de investigación. - Foto: Ingrid Fernández

Castilla y León ralentizó su apuesta por la investigación en I+D durante el pasado año un 5,3 por ciento, lastrado por las dificultades asociadas a la pandemia de la covid-19, con un gasto total de 758,47 millones de euros, lo que supone algo más de cuarenta millones menos que en el ejercicio anterior, quedándose también por debajo de la cuantía de 2018. Una evolución a la baja que contrasta con la experimentada a nivel nacional, donde el gasto creció un 1,3 por ciento hasta los 15.768,1 millones de euros, a pesar, igualmente, del impacto de la crisis sanitaria del coronavirus. De este modo, la inversión en I+D repuntó en España por sexto año consecutivo, consiguiendo superar por primera vez el nivel máximo de inversión respecto al PIB previo a la crisis, que se alcanzó en 2010 (del 1,4%). Sin embargo, España vuelve a estar lejos del objetivo del 2% que el plan Estatal de Investigación establecía para 2020.

Así lo pone de manifiesto la estadística sobre actividades de I+D del INE, recogida por Ical, que sitúa a la Comunidad como la sexta del país que más destina a la investigación y desarrollo, solo por detrás de Madrid (4.252 millones de euros), Cataluña (3.619 millones), Andalucía (1.627 millones), País Vasco (1.461) y la Comunidad Valenciana (1.236).

El informe detalla como, además de los fondos para I+D, Castilla y León también rebajó el pasado año los trabajadores. Así, el personal total equivalente a jornada completa dedicado a esta materia ascendía en la Comunidad, a 10.554,1 personas, que representa una merma del 0,4 por ciento. El personal dedicado a I+D femenino, sumaba en 2020, a 4.514 mujeres en la Comunidad, un 0,4 por ciento más que en 2019; el mismo incremento registrado en España, donde se contabilizaron 94.385,9 puestos equivalentes a jornada completa para féminas. Por el contrario, la Comunidad contaba en el año de análisis dentro del personal, con un colectivo de investigadores integrado por 6.646,5 personas, que aumentaron un 3,4 por ciento, de las que las mujeres investigadoras eran 3.002, un 3,8 por ciento más.

- Foto: IcalLas empresas, a la cabeza

El estudio pormenorizado del gasto en I+D interna, revela que el mayor volumen correspondió, una vez más al sector empresarial, que acaparó dos de cada tres euros invertidos, con un desembolso de 480,1 millones de euros, lo que supone un descenso del 3,9 por ciento. De esta forma, las empresas de la Comunidad pasaron de asumir el 5,9 por ciento del peso en España, al 5,5 por ciento. El personal total empleado en investigación y desarrollo por las empresas de la Comunidad en puestos equivalentes a jornada completa ascendía a 4.343 –el 40% del total–, con un avance del 1,1%, mientras que los investigadores propiamente dichos eran 2.219,8, el 33 por ciento.

Por su parte, el sector de la enseñanza superior, es decir, las universidades de Castilla y León, gastaron en I+D interna 223,83 millones de euros, el 30 por ciento del total autonómico, que evidencian un crecimiento de 5,7 puntos. No obstante, perdieron una décima de peso en España, hasta el 5,1% del desembolso total de estas instituciones en investigación. En materia laboral, las universidades tenían contratados a 5.138,5 puestos equivalentes a jornada completa, un 9,2 por ciento más que en 2019, mientras que los investigadores ascendieron a 4.100 personas, con una subida del 6,3 por ciento.

En cuanto al sector de las administraciones públicas –Junta, ayuntamientos y diputaciones– asumieron un gasto en I+D de 54,3 millones de euros, el siete por ciento del total, y 7 puntos más que en 2019. Esto las mantiene como el dos por ciento de las partidas en España. A su vez, las administraciones publicas emplearon a 1.068,3 personas a tiempo completo, con un avance del 10,6 por ciento; con 547,1 investigadores, un 12,3 por ciento más.

Por último, en relación al sector de instituciones privadas sin fines de lucro de Castilla y León, su gasto en I+D interno fue de 148.000 euros, un 53% menos que el año anterior, y pasaron a asumir el 0,3 por ciento del peso en España, frente al 0,8% del ejercicio anterior. El personal empleado fue de 4,3 personas, un 44,9 por ciento menos; y los investigadores, 2,4, con una merma del 56,4%.

335,5 euros por habitante

El informe del INE pone de relieve que el gasto en I+D interna por habitante, se situó en Castilla y León en 2020, en los 335,5 euros, por encima de la media nacional de 328,6. De esta forma, la Comunidad se situó en el quinto puesto del ranking, sólo por detrás de País vasco, 674,5 euros; Madrid, 607,2; Navarra, 540,9; y Cataluña, 468,9. En el lado opuesto se situaron Canarias (98 euros), Islas Balears (110,1) y Castilla-La Mancha (123,4).