"Hay que dar un impulso real a la vivienda en la provincia"

Rubén Abad - César Ceinos
-

Explica que una de las novedades fundamentales de la estructura de la Diputación que se aprobará en el pleno de organización será la creación del servicio de Fondos Europeos para gestionarlos de manera directa

La presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén - Foto: Óscar Navarro

El impulso a la vivienda, la introducción de la comida en la ayuda a domicilio, la firma del convenio del servicio de extinción de incendios con el Ayuntamiento y atraer empresas a la provincia son algunos de los temas de los que habla en esta entrevista la presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén  (Palencia, 1965). Además, adelanta que el grado de Enfermería se cursará en la sede de la UNEDmientras duren las obras de la escuela y que creará el servicio de FondosEuropeos en el organigrama de la institución.

Vertebró su discurso inaugural en torno a cuatro grandes ejes. En primer lugar, habló de dotar a la provincia «de más y mejores servicios». ¿A cuáles se refiere?

El primero es la movilidad. Hemos empezado ya con el proyecto de movilidad radial en algunos municipios de la provincia, que está dotado con fondos europeos. Además, uno de los recursos más importantes cuando hablamos de las personas son los servicios sociales. Tenemos una ayuda a domicilio que es una garantía en el medio rural, pero dentro del contrato no está incluida la comida. Es un tema que hay que estudiar para ver cómo podemos incorporarla como ayuda. Por otro lado, otro reto importante es el asesoramiento a municipios en urbanismo y vivienda. Estas competencias son exclusivas de los ayuntamientos, pero sabemos de la dificultad de muchos consistorios para poder afrontarlas, por lo que tenemos que darlas un impulso desde la Diputación para que la oferta de viviendas sea una realidad. 

En la pasada legislatura hicimos grandes avances en servicios, dotándolos, además, de infraestructuras modernas, como es el caso de los parques de bomberos o el nuevo CEAS que será una realidad en Saldaña y se sumará a los que hemos ido haciendo en Aguilar, en Guardo y en Villamuriel.

En la relación con la movilidad radial, en uno de los últimos plenos del mandato anterior, hizo referencia a acercar las lanzaderas de transporte público hasta Cervera de Pisuerga. ¿En qué punto se encuentra esta idea?

Lógicamente, todos los ayuntamientos quieren que las lanzaderas salgan o pasen por su municipio, pero, con eso, perdemos lo que creo que ha sido el gran valor de este servicio: el tiempo. Hay demandas de Barruelo y de Cervera. No digo que no vayan a estar atendidas, pero no puede ser que eso suponga que la línea comience desde esos lugares. Una de las alternativas que estamos pensando es la recogida de pasajeros hasta la cabecera. También porque hacemos que el servicio sea más rentable y, aunque sea subvencionado con fondos públicos, tenemos que intentar que tenga el mayor nivel de ocupación, como es lógico.

Por otro lado, este año comenzaron las obras del parque de bomberos de Aguilar y próximamente está previsto que arranquen los trabajos en Saldaña. ¿Cuándo serán una realidad?

Los parques serán una realidad en los próximos 18 meses. Ofrecerán un servicio de bomberos profesionalizado. Vamos a seguir avanzando en sacar plazas de bomberos profesionales que van a dar cobertura y garantía a toda la provincia.

¿Tratará de llegar a un acuerdo con el Ayuntamiento de Palencia para firmar el convenio de colaboración del servicio de incendios?

Solicitaré una reunión con la alcaldesa de la capital, Miriam Andrés, para seguir avanzando en una cuestión que ya estaba muy trabajada, pero a la que le faltaba el remate final. Fundamentalmente, se ha prolongado en el tiempo porque hubo dificultades con las plazas de bomberos en la capital y se alegó una insuficiencia de medios personales que en estos momentos parece que se ha resuelto. Por lo tanto, no tendría mucho sentido que la Diputación tuviera un parque profesional al lado del que tiene el Consistorio palentino. Parece que lo lógico es colaborar con todos los recursos que tenemos, como así hacemos con el convenio con el parque de bomberos de Medina de Rioseco para dar cobertura a municipios de la zona sur.

Más allá de este asunto, ¿ha mantenido alguna reunión de carácter formal con Andrés?

Me consta que en los últimos días ha mantenido una reunión con el delegado territorial de la Junta de Castilla y León, José Antonio Rubio Mielgo, y supongo, sin ninguna duda, que la vamos a mantener nosotras en breve. También me imagino que quizá esté esperando al pleno de organización de la Diputación.

Pasamos a otro de los retos que planteó en su investidura: la atracción de empresas y la consolidación de las existentes. ¿Cómo afrontará este desafío?

Sin lugar a duda, con un gran impulso. Va a ser uno de los ejes más importantes del mandato y, realmente, quiero darle la categoría que tiene captar empresas. Hay que garantizar las que tenemos, hay que ayudar a las que están, pero tenemos que contar quiénes somos y qué potencial tiene Palencia como ubicación geográfica y sus comunicaciones. Creo que va a ser muy importante. También lo vamos a hacer a través de un foro de empresas y con la universidad. El Campus Verde, en la época de la sostenibilidad, tiene que ser una de las grandes imágenes de Palencia como sitio de conocimiento, de investigación y de desarrollo. Si estamos hablando todos los días de economía verde, tenemos que contar fuera que disponemos de un campus importantísimo de la Universidad de Valladolid, con buenos investigadores y muy buenos profesionales. Eso se tradujo recientemente en la celebración del congreso internacional en el que participaron más de un centenar de investigadores. Fue una satisfacción compartir con ellos ratos y poder hablar, con toda naturalidad, de cómo les gustaban las ciudades intermedias.

Hablando del campus, ¿en qué situación se encuentra el nuevo complejo universitario que acogerá la Escuela de Enfermería y la sede de la UNED?

El proyecto está en licitación. El presupuesto se eleva a más de 7,4 millones de euros y la Junta de Castilla y León ha colaborado, a través de fondos de transición justa de la Unión Europea, con 2,2 millones de euros. El plazo de ejecución, una vez adjudicadas, es de 18 meses. Las clases del grado de Enfermería se van a prestar en el actual edificio de la UNED (calle La Puebla) porque no son compatibles con la ejecución de la obra. Ya se ha hecho el estudio y el proyecto de gestión del servicio académico y es posible. Es un gran proyecto para reconocer el grado sanitario y la oferta académica para que sigan viniendo jóvenes a Palencia. Todos los años están estudiando 400 personas de otros lugares de España.  Además, se garantiza el centro regional de la UNED, que permite que, en la era de los estudios online, la primera universidad a distancia pueda permanecer aquí. Será una infraestructura que suma a la ciudad y a la provincia, y que hará de Palencia una referencia.

Otra de las cuestiones a tratar durante los próximos cuatro años, como adelantó a finales de junio, volverá a ser el reto demográfico. ¿Qué planteará en esta materia?

El reto demográfico es, sin duda, el paraguas transversal de la actuación, en estos momentos, de todas las administraciones y lo tenemos que hacer de manera coordinada. Nosotros diseñamos la Agenda Rural con la colaboración de todas las instituciones públicas y de todos los sectores de la provincia. En ella se establecieron 40 prioridades que van a influir directamente en este asunto. Por eso hay una hoja de ruta que creo que es buena a la hora de tomar decisiones. Algunas de ellas son muy importantes, como el impulso a las ofertas educativas a los jóvenes. Todo está englobado en la Agenda Rural y sus distintos ejes, como infraestructuras, juventud, atención a los mayores…

¿Hay alguna línea maestra de la Agenda Rural para este mandato?

Tiene que ser un conjunto de todo, pero si hablara de alguna cuestión a la que hay que dar un impulso real es la vivienda. Si hay demanda significa que hay personas que se quieren quedar.  En segundo lugar, el gran reto para este mandato, además del demográfico, es la gestión de los fondos europeos como institución. Tenemos más de 15 millones gracias a un equipo humano con mucho conocimiento y muchas ganas, pero vamos a seguir demandando dinero. Por ello, hay que hacer proyectos para obtener más y, a la vez, dedicar esfuerzos para ejecutar los que ya tenemos. En este tema, también quiero destacar que nos han concedido 580.000 euros por el proyecto  para la transformación y modernización digital de los ayuntamientos. Ha sido el mandato de la informática.

La oferta turística se está promocionando con la marca Turismo con Pé. ¿Está funcionando?

En turismo hemos dado una vuelta importante con una marca con la que nos identificamos todos los palentinos y con una imagen nueva. Hemos vuelto a ir más allá de las ferias habituales. Además de Intur y Fitur, hemos ido a Lisboa y a citas regionales. En París estuvimos con una exposición del Camino de Santiago con asociaciones internacionales. Creo que hemos vuelto a contar quiénes somos y que merece la pena venir a visitarnos y a disfrutar. Lo estamos haciendo de una forma muy diferente porque estamos utilizando a influencers de moda, que se unen a los productos de Alimentos de Palencia y a la identidad de cada una de las zonas. Se ha hecho un gran esfuerzo y creo que los resultados están ahí. Tenemos que intentar ir creciendo de manera sostenida, aunque sea poco a poco, pero seguir subiendo.

También hay que apostar por las infraestructuras. Si tengo que señalar dos, destaco la obra del Golobar, que entra en el plan de sostenibilidad de la Montaña Palentina, y la reforma del yacimiento de La Tejada.

¿Y el castillo de Monzón?

Ya hemos rehabilitado la torre y vamos a empezar con la musealización. También llevaremos a cabo la acometida de servicios que no se ven, como los de la luz o el agua, pero son necesarios y conllevan una inversión de cerca de 600.000 euros. Es una cuantía importante. Hemos dejado para el final del mandato licitados todos los proyectos de grandes inversiones. Además, de este monumento podría hablar del centro cultural que está en ejecución y que dejará un lugar moderno y adaptado a las nuevas tecnologías, y de las nuevas oficinas del servicio de Turismo.

Por otro lado, tras tomar posesión, explicó que una de sus primeras acciones fue firmar una solicitud por 1,5 millones. ¿De qué se trata?

Es un proyecto en el que nos queremos sumar al campus y a los parques tecnológicos que se dedican a la gestión de recursos forestales, en este caso Cesefor. Sabemos que la mayoría de los titulares de los bosques y montes públicos son los ayuntamientos y juntas vecinales, pero queremos que la Diputación ayude a que la rentabilidad de estos lugares esté modernizada y actualizada.

Siempre ha comentado que apuesta por poner a las personas «en el centro» de una administración cercana. La oficina descentralizada de Cervera es un ejemplo de ello. ¿Se abrirán otras nuevas?

Queremos dar el salto de la descentralización de la administración provincial. Tenemos una oficina en Cervera, pero queremos prestar un apoyo a todos esos alcaldes de pequeños municipios que tienen una movilidad de secretarios tan alta. Por ello, estudiaremos un modelo de apoyo en el territorio que también sirva a los ciudadanos.

¿Qué otros objetivos pondrá sobre la mesa?

Los últimos cuatro años sirvieron para concienciar a nivel nacional de lo que era la España interior. Nunca han salido tantas noticias sobre ella ni se ha difundido tanto su situación. En este mandato, se tiene que dar un mensaje de equilibrio entre lo rural y lo urbano. No son antagónicos, son complementarios. Además, un desafío nuevo será la gestión de los nuevos recursos, como las nuevas energías. Tenemos que ayudar, aprender y garantizar el principio de solidaridad en el territorio.

¿Está mejor la provincia que hace cuatro años?

Si echo la vista atrás, lo primero que tengo que decir es que falta mucha gente por todo lo que ha pasado, pero también estamos más unidos. Hay un movimiento de solidaridad muy importante, no solo derivado de la pandemia, sino también de unión del medio rural. Creo que nos sentimos más orgullosos de ser palentinos, pero tenemos que avanzar también en ese sentimiento de identidad. No nos hemos quedado estancados. Estamos siempre en movimiento para afrontar retos, que es lo que se le pide a un responsable público.

¿Qué querría lograr antes de 2027?

Querría que hubiera muy pocos lugares donde no se pudiera hablar por teléfono ni ver la televisión. Esto va a permitir que muchas personas se vinculen al medio rural. Asimismo, me gustaría que Palencia fuese cada vez más conocida en todos los ámbitos, en el económico, en el social y en el cultural. Y que disfrutemos, al menos el próximo año, de tener una feria taurina de referencia nacional y un equipo en la ACB. 

¿Podría avanzar algo del nuevo organigrama del equipo de Gobierno?

En un tercer mandato y una mayoría tan amplia creo que hay que innovar para estar preparados. Una de las novedad será la creación del servicio de Fondos Europeos para gestionarlos de manera directa. Por otro lado, hay algunas cuestiones que incluso me gustaría asumir desde la Presidencia. Además hay compañeros nuevos y hay que dar oportunidad a todo el mundo.