scorecardresearch

La reforma del Código Penal incluye 69 enmiendas de 'Clara Campoamor'

NOELIA TADEO
-

Blanca Estrella Ruiz, presidenta del colectivo a nivel nacional, valoró de forma positiva la modificación del texto legal respecto a la violencia de género y la infancia

Imagen de la rueda de prensa celebrada ayer en el Centro Social de La Puebla. - Foto: eva garrido

Blanca Estrella Ruiz, presidenta nacional de la Asociación Clara Campoamor, se vanaglorió ayer de la asunción en el trámite de la reforma del Código Penal, que ayer entró en vigor, de las 69 enmiendas que el colectivo siempre ha defendido desde 1991 en el Congreso de los Diputados, especialmente con las referidas a la violencia de género y a la protección de la infancia y, en palabras suyas, supone «el verdadero Código Penal de la Democracia»

La Asociación Clara Campoamor ha perseguido durante años la inclusión de 69 enmiendas en el Código Penal. La reforma llegó a Palencia de la mano de Blanca Estrella Ruiz, presidenta nacional de la Asociación;  José María Alonso, diputado del PP por Cantabria y secretario de la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales; y Luis Ángel Pérez, concejal del Ayuntamiento de Palencia.

La Ley de prisión permanente y revisable, la corrupción de menores, la pornografía infantil y la violencia de género han sido los puntos fuertes de la reforma.

Inicialmente, Luis Antonio Calvo, abogado palentino que junto a la letrada Margarita Calle, representan los intereses de la Asociación en Castilla y León,  calificó Palencia como «una provincia tranquila».

Nacimiento. La Asociación Clara Campoamor surgió en 1994 con Margarita Calle y Luis Antonio Calvo por un caso de abusos sexuales a dos menores en Guardo y prosiguió con el caso de la desaparición de las niñas de Aguilar. Es la única asociación dedicada a la defensa de mujeres y menores a través de la acción popular.

Entre los casos sobre violencia en menores, Luis Antonio Calvo destacó que se consideran «como hitos» de la Asociación la defensa como acción popular de los casos de Olga Sangrador, Leticia  Lebrato, en Valladolid, y Marta Obregón, en Burgos.

En estos casos se consiguió aplicar la Doctrina Parot, aunque ha sido efímero con la respuesta de Estrasburgo.

Por lo demás, para Blanca Estrella Ruiz ayer era un «día feliz» debido a que España se incorpora a un espacio europeo «donde antes no estaba». De hecho, valoró de forma positiva la reforma.

nuevas penas. Blanca Estrella Ruiz aseguró que no echa «nada en falta, pues la reforma incluye las 69 enmiendas que la Asociación quería añadir». En su opinión, el Código Penal de 1995 «nunca fue el Código Penal de la Democracia, sino el Código Penal del paraíso de los pederastas», porque, en su opinión, no preveía el delito de corrupción de menores y la pornografía infantil.

Ahora, el nuevo Código Penal establece nuevas penas en lo referido a la violencia de género.  Además, se ha creado  una subcomisión encargada del estudio de la violencia en menores.

Ademas, la modificación se propone dar voz a las víctimas para que puedan conocer lo que sucede con los condenados.

De hecho, con la modificación se permite que aquellas personas no reinsertadas y peligrosas puedan ser objeto de control. En este sentido, quiso incidir en que «nadie dice que alguien vaya a estar 40 años en la cárcel, sino que a partir de los 25 se revisará la condena y si no se cumplen determinados requisitos para la libertad, el preso seguirá en prisión».

«Y además cuando se le ponga en libertad, estará vigilado, lo que dará seguridad a la ciudadanía», añadió.

Por otro lado, José María Alonso, diputado del PP  por Cantabria, anunció que España es el primer país en considerar la defensa del menor «como un bien superior». «Supone una amplia revisión pero, sobre todo, una actualización atenta a nuevos fenómenos y nuevas demandas sociales», comentó. En este sentido, añadió que a partir de su entrada en vigor, «tendremos un mejor y más ágil sistema penal; un sistema que adapta nuestras normas en múltiples ámbitos al marco jurídico internacional».

La reforma, dijo, «descongestiona la justicia penal al suprimir faltas de escasa entidad y da respuesta penal en los términos que nos demandan los ciudadanos». «Es eficaz y proporcionada a nuevas formas de delincuencia», subrayó.

Para el PP, la reforma permitirá afrontar con mayor eficacia la criminalidad reiterada o la multirreincidencia en delitos contra la propiedad o el patrimonio y en el tipo penal del hurto, incorpora como supuesto agravado la inutilización de dispositivos de alarma o seguridad y se da respuesta proporcionada, por la gravedad del hecho, a la preocupación que generan hurtos o robos cometidos en explotaciones agrícolas o ganaderas.

En relación con la especial protección de las personas, el  representante del PP señaló que se incorporan nuevos tipos penales para perseguir las conductas contra la libertad, la dignidad y el respeto a las mujeres. Igualmente, destacó la incorporación de la discriminación por razón de género y la mejor protección a los menores que conlleva la reforma, pues «se tipifican los contactos a través de Internet para cometer delitos sexuales o mostrar material pornográfico y se prevé la retirada o bloqueo de páginas con estos contenidos o que utilicen a personas con discapacidad».

El concejal del Ayuntamiento,  Luis Ángel Pérez, concejal del área de Servicios Sociales, señaló en el acto que el nuevo Código Penal que entró ayer en vigor «supondrá que los que trabajamos muy cerca de los servicios sociales estemos más atentos y muy encima en todo momento de las situaciones».