En 10 años solo el 48% de población activa será sustituida

Alberto Abascal
-

Los nacimientos subvencionados representaban en 2021 el 73% del total. El sociólogo Javier Gómez Caloca subraya en un estudio provincial sobre natalidad que el único aporte poblacional positivo es ya la inmigración

En 10 años solo el 48% de población activa será sustituida - Foto: M.VAZQUEZ STR AFP AGENCIA MVT

«En los próximos diez años por cada cien palentinos de la provincia que superen la edad activa (por encima de los 65 años), solo hay 48 que los sustituyan». Así lo indica el sociólogo palentino Francisco Javier Gómez Caloca en su informe para Diario Palentino por las ayudas institucionales a la natalidad.

El sociólogo palentino mantiene que a 20 años vista, por cada 100 habrá 44. «Un desastre que pone en cuestión el mantenimiento de nuestras empresas. Y no valen demagogias natalistas puesto que en el supuesto que la natalidad se multiplicara por dos a partir del año que viene, algo irreal, los nuevos nacidos entrarían al mercado laboral a partir de ¡2.040!», expuso.

El estudio pormenoriza que en la capital el reemplazo laboral no es mucho mayor: a 10 años vista, por cada 100 nuevos jubilados, solo hay 56 que los sustituyan…a 20 años vista, la visión es terrible: por cada 100 que se jubilen, solo hay 35 que los sustituyan. 

Reitera que «hay que prestar más atención y presupuestos para programas de acogida, al saldo migratorio. Nuestro único aporte poblacional positivo es ya la inmigración exterior. Diputación y Ayuntamientos, en especial el de la capital, deben ocuparse y preocuparse de que su integración, imprescindible, se haga de forma positiva» desgrana Francisdo Javier Gómez Caloca, quien añade que «el principal problema en el corto plazo, a diez años vista de nuestra provincia, no es ya el reemplazo demográfico sino el reemplazo laboral».

 

CON LOS NÚMEROS. El sociólogo palentino desgrana sus tesis con los números en la mano. Así las cosas, los nacimientos en los municipios destinatarios de la ayuda (todos menos la capital), no solo no aumentan, sino que van disminuyendo año a año: de 470 en 2018 a 427 en 2021 (a falta de los datos que publicará el INE en noviembre referidos a 2022). El número de nacimientos subvencionados, por el contrario, aumenta año a año, desde 237 en 2019 a 312 en 2021. Para el cálculo definitivo de los nacimientos subvencionados en 2022 hay que tener en cuenta los 270 que figuran en el citado año más parte de los 77 subvencionados en la primera resolución de 2023 (77), con lo que el número de subvencionados será superior a los 312 de 2021.

El porcentaje de nacimientos subvencionados sobre el total de nacimientos habidos en los municipios de menos de 10.000 habitantes (190 municipios, todos menos la capital), se va incrementando año a año: De representar un 51,75% en el año 2018 hasta llegar al 73% en 2021. 

Como conclusión, Francisco Javier Gómez Caloca mantiene que «no aumenta el número de nacimientos, al contrario, estos en los pueblos sigue disminuyendo, aunque, de seguir esta dinámica, el porcentaje de nacimientos subvencionados se irá aproximando al cien por cien. La extensión de la medida en el territorio, al final, tiene más que ver con la capacidad presupuestaria de los municipios que con la situación demográfica de los mismos, puesto que la Diputación sólo subvenciona -y en la misma cantidad con un tope de 600 euros- los nacimientos en aquellos municipios que tengan una subvención destinada al mismo fin». 

La Diputación aporta la misma cuantía que los ayuntamientos, con un máximo de 600 euros por hijo o hija nacido o adoptado, e incrementa en un 25 por ciento más, cuando se trata de un segundo hijo, o un cincuenta por ciento cuando se trate de un tercer hijo o sucesivos. Así, se están subvencionando nacimientos en ayuntamientos donde la natalidad, por el perfil demográfico de sus habitantes, no es un problema, como Grijota o Villalobón, y con la cuantía máxima, «mientras otros ayuntamientos, sin ningún nacimiento en años, no pueden recibir subvención porque no tienen capacidad presupuestaria para aportar su parte», sostiene. 

Ahora, desde este año, a este tipo de medidas de «suma cero» (se producen los mismos nacimientos que iba a haber sin subvención), se ha sumado la Junta con su cheque-bebé de entre 1.500 y 2.500 euros para gastar en productos necesarios para el bebé. «Como medida de fomento del comercio de proximidad, tiene un pase, pero como favorecedora del incremento de la natalidad está condenada al fracaso», según indica el sociólogo palentino en su informe para este periódico.

475.000 EUROS DE COSTE EN DOS AÑOS EN LA CAPITAL. Durante los ejercicios 2018 y 2019 el Ayuntamiento de la capital se sumó a la política fracasada de subvencionar por nacimiento y los resultados de la medida fueron igual de inútiles que los que se viene produciendo con las ayudas de la Diputación. Cuando lo presentó el alcalde en aquellos años, Alfonso Polanco, dijo, textualmente, que el objetivo era «fijar población, evitando así el despoblamiento que viene sufriendo» la ciudad.

Durante ambos ejercicios (1.000 euros por nacimiento) se produjeron 982 nacimientos, de los que 536 tuvieron ayuda (54,60%), con un coste económico de 475.000 euros.

Gómez Caloca lamenta que «no aprendemos; es más sencillo repetir lo inútil, por populista que sea, que plantear ideas nuevas. El PP de Palencia, llevaba, y mantiene en su propuesta de pacto de Gobierno con Vamos Palencia, recuperar esta medida, dedicando 300.000 euros anuales, 1,2 millones de euros. Con 300.000 anuales da, por ejemplo, para el coste de funcionamiento de una nueva escuela de Educación Infantil; dotar una partida presupuestaria para becar a los jóvenes que se queden a estudiar en el campus de Palencia o dedicar esta cantidad anual a un plan de reformas de viviendas vacías para ofertarlas en alquiler a nómadas digitales».

La ratio en los tres primeros meses es de 2,85 muertes por cada nacimiento

El pasado 17 de mayo, el Instituto Nacional de Estadística publicó los datos de estimación del número de defunciones semanales y de estimación mensual de nacimientos, correspondientes al primer trimestre del año. La ratio de defunciones y nacimientos en este período de tiempo es de 2,85 fallecimientos por cada nacimiento, concretamente 185 nacimientos por  527 defunciones.

      Comparativamente con el mismo período del año pasado, aunque las defunciones han descendido un 4,6% (de 553 a 527), los nacimientos se han desplomado un -30,06%, peor cifra incluso que en el año 2021- cuando, como consecuencia de la pandemia, los nacimientos bajaron  un -25,5%, «lo que nos situó como la provincia con mayor descenso porcentual de España», según indica Francisco Javier Gómez Caloca.

CIFRAS ABSOLUTAS.  En cifras absolutas este primer trimestre ha habido 80 nacimientos menos que en el mismo trimestre del año pasado, al pasar de 265 nacimientos a 180. En comparación con el comportamiento de nacimientos con el conjunto del país en el primer trimestre de 2023, el descenso de nacimientos en el conjunto de España es de -1,71, mientras que el descenso en la provincia de Palencia del -30,6% es 17,5 veces superior al del conjunto del país.

OPORTUNIDADES VITALES. «Un dato más que demuestra el fracaso de una política natalista de la Diputación, ayuntamientos y de la Junta basada en la subvención y/bonificación fiscal de la natalidad. Ni por 600 euros, ni por 1.000, ni por 2.500 ni….se tienen más hijos. La cosa va de oportunidades vitales, de que los hijos se nos van a estudiar y ya no volverán, se llevan hasta sus futuros hijos, si deciden tenerlos…de medidas de conciliación de la vida laboral, personal y familiar pensadas no sólo para que sean las mujeres quienes concilien a un precio demasiado elevado como es aumentar su brecha salarial», reitera en su informe elaborado para este periódico el sociólogo palentino Francisco Javier Gómez Caloca.