Seis investigados por delitos de tráfico de drogas

DP
-

Esta investigación está integrada dentro de la operación Shield IV de Europal, de la que la Guardia Civil es colíder, encaminadaa la lucha internacional contra el tráfico ilícito de medicamentos

Seis investigados por delitos de tráfico de drogas - Foto: Guardia Civil

La Guardia Civil de Palencia, durante los meses de marzo y junio, dentro del marco de la operación Tosepal, procedió a la detención de siete personas en Palencia y Segovia, relacionadas con delitos de tráfico de drogas, medicamentos y falsedad documental. Como continuación y ampliación de las investigaciones se ha procedido a la investigación de otras seis personas, cinco hombres y una mujer, con edades comprendidas entre los 18 y 26 años (cuatro residentes en Palencia y dos en Segovia).

Como resultado de las investigaciones, en el marco de la operación Tosepal relacionada con delitos de tráfico de ilícito de medicamentos y drogas, falsedad documental y pertenencia a grupo criminal se procedió a la detención de siete personas y la investigación de otras seis, siendo doce de ellos varones españoles y una mujer de nacionalidad búlgara, con edades comprendidas entre 18 y 26 años, realizando siete entradas y registros en diferentes domicilios tanto de la provincia de Palencia como en la de Segovia. Durante la investigación, se han podido determinar también el modus operandi dentro del grupo de detenidos e investigados. Por una parte, unos hacían acopio de todo tipo de medicamentos, para lo que acudían a diferentes farmacias de manera continuada, causando una gran alarma social, llegando a utilizar recetas faltas en unas ocasiones, y en otras, utilizaban el engaño fingiendo alguna dolencia a fin de conseguir que les fueran prescritos por facultativo médico.

Uno de ellos se dedicaba a las tareas de modificación o falsificación de documentos oficiales como recetas o justificantes médicos, utilizando medios informáticos para proveer a otros miembros que se los requerían. Con este fin utilizaban un manual para confección de las mismas y que se localizó en los registros, al igual que plantillas y documentos ya cumplimentados. Especialmente se proveían de jarabes con codeína y prometazina para su venta a través de una conocida red social. Estos serían usados por jóvenes para elaborar una bebida denominada "Purple Drank", en la que se mezclan refresco, jarabe y gominolas. Igualmente se abastecían de sprays de cloretilo, un potente anestésico que se ha puesto de moda inhalándolo en un trozo de tela. También se han aprehendido envases del denominado popper o nitrito de amilo, que inhalado se usa para favorecer las relaciones sexuales y cuyo uso puede ser mortal en caso de ser ingerido. Se localizaron, además, varias dosis de morfina, un potente opiáceo que causa gran adicción ante un uso indebido, así como todo tipo de medicamentos de uso legal de tipo estupefaciente, para su posterior venta en el mercado ilícito. Destacar que en total en todas las fases de la operación Tosepal se han intervenido más de 3.000 pastillas de medicamentos incluyendo ansiolíticos, analgésicos, opiáceos, antidepresivos y corticoides, destacando entre otros unos 310 comprimidos de Trankimazin, que es un potente ansiolítico, relacionado habitualmente con el tráfico de drogas, además de Tramadol o Rivotril. Se han localizado incluso listados con precios de los medicamentos los cuales compartían mediante conversaciones por mensajería. Además de medicamentos, se traficaba con todo tipo de drogas, habiendo intervenido entre otras sustancias y objetos, unos 700 gramos de hachís, 25 pastillas de MDMA o éxtasis, varias dosis de ketamina, setas y trufas alucinógenas, marihuana, cocaína, tres ordenadores portátiles y cuatro teléfonos móviles, seis básculas de precisión, dos tarjetas sanitarias a nombre de otras personas, una memoria USB que contenía recetas falsificadas, 600 euros en moneda fraccionada y un vehículo. Se instruyeron diligencias remitidas al Juzgado Nº2, así como ampliatorias remitidas al Juzgado Nº3, ambos de Palencia.