«El confinamiento puede alargarse»

ALBERTO ABASCAL
-

Se ha superado los primeros diez días desde que el estado de alarma fue decretado. Palencia tiene el honor de ser la provincia de la región con menos positivos confirmados, pero el delegado territorial, José Antonio Rubio, pide que nadie se relaje

«El confinamiento puede alargarse» - Foto: Nuria Sastre

Lleva una semana prácticamente encerrado en las dependencias de la Delegación Territorial de Junta. Y advierte que todavía queda mucho para que el monstruo del coronavirus sea historia.
Asegura usted que pese a los datos que refleja el paso de la pandemia en la provincia hasta ahora, tenemos que estar preparados para lo peor…
Sí. Desgraciadamente, vendrán tiempos peores para la provincia; es decir, que la situación se complicará día a día, pero no tenemos más remedio que ajustarnos a las circunstancias y, desde el primer momento, hemos tomado las medidas necesarias para contener la crisis en la que estamos inmersos. A nivel sanitario, hemos dispuesto más camas y hemos decidido que los hospitales San Juan de Dios y Recoletas acojan pacientes, con la dotación del material necesario, de otras patologías para que así el hospital Río Carrión tenga más espacio para poder afrontar la crisis.
¿Está preparado el sistema sanitario palentino para afrontar la crisis del coronavirus?
Ahora mismo estamos a la espera de recibir los test rápidos prometidos por el Gobierno central. En cualquier caso, desde que conocimos la presencia del coronavirus en España, aquí en Palencia hemos realizado cientos de test tradicionales para conocer la realidad de la enfermedad dentro de nuestras fronteras. En cualquier caso, en Palencia no hemos tenido los problemas de atención y logística que han sufrido y sufren otras provincias. De hecho, el centro de Salud de La Puebla el pasado fin de semana estuvo relativamente tranquilo, pero, claro, esto puede cambiar en horas.
¿Cómo están luchando contra el coronavirus en los centros sanitarios de la provincia?
El hospital Río Carrión es el centro neurálgico para luchar contra la pandemia. Cuenta con plantas habilitadas para tal fin, así como distintos espacios del interior del complejo. Hasta ahora, la situación se puede calificar como de tranquila en términos relativos, pero insisto en una cosa: que la gente tiene que concienciarse de las recomendaciones dadas para que los contagios no vayan a más, aunque esto, por desgracia, no se cumplirá porque vendrán días malos con absoluta seguridad.
Las residencias de ancianos se han convertido en un auténtico blanco de la pandemia…
Si, efectivamente. El colectivo de los mayores es uno de los más vulnerables al coronavirus. Ahora mismo, dentro de la provincia tenemos problemas en tres o cuatro centros y en alguno de ellos incluso la situación puede ser preocupante. Asimismo, me consta que el personal sanitario y social está totalmente volcado con los residentes en los distintos centros, aunque tengo que poner énfasis en que, por otro lado, deben poner el máximo cuidado no solo por los residentes sino por ellos mismos.
Precisamente Diario Palentino ha podido conocer que, al menos, uno de cada cinco trabajadores sanitarios está de alguna manera afectado…
Es verdad que hay casos confirmados y, efectivamente, es uno de los sectores más afectados porque están en la primera línea de fuego. E incluyo a todos, tanto a personal de Sacyl como de servicios sociales y de la sanidad privada.
Desde el primer momento, la Junta ha contado con la colaboración de particulares y empresas privadas para donar material
Sí y tenemos mucho que agradecer. Tengo que recordar que dos empresas de Palencia y Valladolid han donado material para la fabricación de 150.000 delantales plastificados que sirvan de protección contra el coronavirus. Por un lado, Plaspisa de Alar del Rey aportó bobinas de plástico de 350 metros cada una y Ayb Hislabor de Tordesillas 200.000 metros de cinta y cordón. Además de numerosos particulares, colegios, librerías y la empresa Pacsa de Monzón de Campos están donando o fabricando en su caso mascarillas de protección. Igualmente, durante el pasado fin de semana se repartieron 15.000 mascarillas y 6.410 guantes entre los centros sociosanitarios, las residencias de mayores y las instituciones de Palencia, tras la organización y recopilación de todo el material. A mayores, el Gobierno autonómico ha facilitado en la provincia, tanto a residencias públicas y privadas como a otros organismos o instituciones, un total de 110 calzas, 140 gorros, 285 batas, 370 delantales impermeables y 47 pantallas de protección. Asimismo, se ha hecho entrega al Complejo Asistencial Universitario de Palencia del material donado por Asociación Española de Promoción Económica y Cultural de China, con sede en Madrid, y por Maxichina, con sede en Palencia. A su vez, la empresa Novadeco está imprimiendo miles de mascarillas en tres dimensiones para luego incorporarle las láminas de acetato. Las monjas de Carrión, por ejemplo, también han donado hasta 80 botes para desinfectante; y empresas de costura y particulares están confeccionando a diario delantales sanitarios para toda la región.
Usted es delegado territorial y médico también. ¿Considera que el confinamiento de la población irá más allá del 11 de abril?
Todos somos conscientes de que el confinamiento es muy dura, pero teniendo en cuenta las experiencias de China e Italia, parece que es lo más sensato y eficaz. Espero equivocarme, pero creo que el estado de alerta irá más allá que el inicialmente anunciado. A partir de ahí, habrá que seguir tomando medidas para evitar sumar más contagiados; es decir, que no podremos bajar los brazos hasta contar con las armas convenientes para atajar definitivamente el problema.
Pero ahora hay que volver a hacer un llamamiento a que no se salga de casa…
Eso es lo más importante. Es imprescindible ya que se trata de la medida más importante para frenar el avance de los contagios. La higiene personal y no salir de la casa de cada uno sino es para llevar a cabo lo más imprescindible es lo más efectivo para luchar, hoy por hoy, contra el coronavirus.