scorecardresearch

Cinturón ecológico para el planeta

A. Benito
-

San Cebrián de Mudá, que participa en el Corredor Biológico Mundial a través de la Reserva del Bisonte, albergará una oficina internacional del proyecto

Cinturón ecológico para el planeta

Crear un cinturón ecológico alrededor del planeta que conecte espacios naturales para preservar la biodiversidad. Ese es el objetivo del Corredor Biológico Mundial, una iniciativa promovida y coordinada por la Reserva y Centro de Interpretación del Bisonte Europeo, la asociación Un bosque para el planeta Tierra, el proyecto Gran Simio y Orangutan Foundation International que, tal y como indica el alcalde de San Cebrián de Mudá, Jesús González, contará con una oficina internacional en la localidad norteña. 


«El corredor no es, ni más ni menos, que una apuesta en común por la salud del planeta que pretende unir a personas y culturas relacionadas con la protección del medio ambiente creando senderos internacionales en los que la biodiversidad sea intocable», explica el edil montañés. González destaca la importancia de proteger los recursos naturales y, en definitiva, de «mirar por nuestra casa». En este sentido, el alcalde de San Cebrián avanza que el municipio contará con un banco mundial de semillas. La idea ya ha sido presentada a la convocatoria para acceder a los Fondos de Transición Justa de la Unión Europea y la finalidad es que el banco se ubique en el interior de la antigua mina.


Asimismo, el Ayuntamiento quiere aprovechar el desarrollo del Corredor Biológico Mundial para reunir en la localidad, cuando la situación lo permita, a aquellas personas o pequeñas organizaciones que con su labor contribuyen a la conservación del planeta Tierra. «Somos muchas las asociaciones y entidades que tenemos las mismas ideas y que trabajamos fuera de los grandes estamentos. El objetivo de este proyecto es unir criterios y crear redes sociales para promover el desarrollo sostenible», añade Jesús González, al tiempo que recuerda la importancia que ha adquirido en los últimos meses el concepto del One Health, o lo que es lo mismo, la necesidad de cuidar de manera conjunta de la salud humana, la salud animal y la de los ecosistemas.


Grandes personalidades y entidades de los cinco continentes, incluyendo las principales organizaciones indígenas, apoyan y colaboran en esta iniciativa cuyo propósito principal es crear sinergias para la protección del planeta y su biodiversidad biológica. De esta forma, este cinturón ecológio unirá países, personas, plantas, árboles, animales de diferentes especies, selvas, bosques, reservas y, en definitiva, espacios naturales en los que también es de vital importancia el terreno sobre el que se sustentan. De hecho, otra finalidad es divulgar la importancia del patrimonio geológico considerando la importancia de los tipos de suelos y de las formaciones rocosas que definen unas características esenciales, tanto para la supervivencia de la flora como de la fauna.