La participación roza su máximo histórico con el 79,6%

Rubén Abad
-
La participación roza su máximo histórico con el 79,6% - Foto: Sara Muniosguren

De los 134.396 palentinos que estaban llamados a las urnas, 27.473 no ejercieron su derecho. Ha aumentado nueve puntos

Muchos no votaron por encontrarse fuera de la provincia y no tramitar a tiempo el voto por correo pese a que se prolongó el período para hacerlo. Otros por simple pereza, desgana o inapetencia tras una intensa campaña electoral que les ha dado más disgustos que alegrías. La casuística es diversa, pero lo cierto es que en Palencia la abstención alcanzó el 20,44 por ciento. Es decir, 106.923 de los 134.396 palentinos que estaban llamados a las urnas acudieron a la cita mientras que 27.476 no lo hicieron.
Este dato supone firmar, con el 79,56 por ciento, la segunda participación más alta de la democracia. Solo detrás del que se registró en 1982, cuando los comicios se zanjaron con un 83,84 por ciento, y una subida de casi nueve puntos con respecto a junio de 2016 (70,83 por ciento).
Durante la jornada de ayer hubo quien madrugó para acudir al colegio electoral, algunos (principalmente en el medio rural) lo hicieron después de misa y en muchos casos los votantes aprovecharon la hora del vermú para ejercer su derecho. Lo cierto es que a las 14 horas (primeros datos oficiales de participación facilitados por el Ministerio del Interior) habían votado 56.387 personas, un 41,96 por ciento del electorado palentino. La cifra supone un notable incremento con respecto a los comicios de 2016, cuando a esas alturas del día habían votado 49.235 personas (35,99 por ciento).
También les hubo algo menos madrugadores, y los que aprovecharon el regreso a casa después del fin de semana para rellenar y depositar el sobre blanco y su compañero de color sepia en sus correspondientes urnas.
De este modo, cuatro horas después, a las seis de la tarde, ya había votado el 62,48 por ciento del electorado (83.965 personas), un fuerte aumento de casi diez puntos en comparación con las generales de 2016. Y es que a esas horas había acudido al colegio por aquel entonces el 52,86 por ciento del censo, un total de 72.306 personas.
incidentes y curiosidades. La provincia fue ayer ejemplo de libertad y defensa de los valores democráticos y constitucionales. Gracias a ello, la jornada electoral se desarrolló sin incidente significativo alguno que entorpeciera el derecho de los mayores de 18 años a depositar su papeleta.
No obstante, sí se produjo algún pequeño contratiempo. Por ejemplo, el joven Jorge Juan Rodríguez, de 35 años, se llevó la sorpresa de que no podía votar por empadronarse en la ciudad a los pocos días de cerrarse el censo (28 de diciembre). «Han pasado tres meses desde entonces y pensé que era tiempo más que suficiente», comentó a Diario Palentino después de recorrer la Diputación (donde siempre ha votado antes de mudarse a Badajoz), la Junta Electoral de Zona (plaza de los Juzgados) y la Oficina del Censo (ubicada en el Edificio de Usos Múltiples de la Administración del Estado). Un periplo que le sirvió para conocer los plazos y para cerciorarse de que para las municipales «ya está todo en orden», bromeó.
Por otro lado, en la mesa A del centro Puentecillas de la capital recibieron una de las urnas con el precinto roto y tuvieron que esperar a colocar uno nuevo para empezar las votaciones.