El Barça sobrevive al Zalgirio Arena

Europa Press
-

Los blaugranas, con 27 puntos de Higgins y 24 de Mirotic, logran un triunfo de prestigio (86-93). En el otro partido de la jornada, el Panathinaikos corta la remontada del Valencia y se lleva el triunfo (91-80)

El Barça sobrevive al Zalgirio Arena - Foto: Toms Kalnins

El Barça ganó este viernes al Zalgiris Kaunas (86-93) para seguir en lo alto de la Euroliga y volver a la senda del triunfo, tras el tropiezo en Milán, en un gran partido de Cory Higgins y Nikola Mirotic que hizo que el equipo catalán sobreviviera, y saliera con gran nota, a un feudo de los más complicados de la competición.

Un final ajustado, caliente, con un Zalgiris que no se rindió hasta que se vio siete abajo con segundos por jugar. En ese instante, Higgins (27 puntos, 33 de valoración) demostró que puede ser un hombre clave pues el Barça por fin tiene a un jugador con hielo en su sangre en momentos al rojo vivo y su buen hacer y acierto, junto al de Mirotic, fueron claves para no perder un partido que otros años podría haber caído del lado lituano.

Los blaugranas tuvieron su peor momento en el arranque del tercer cuarto. Del 38-47 al borde del descanso se pasó al 51-50 tras el espectáculo de Leday -8 puntos en los primeros minutos de la reanudación-. Al Barça le costó ver aro pero Cory Higgins cogió confianza a tiempo de marcarse un triplazo en carrera para cerrar el periodo maquillando el parcial, dejando al Barça 61-66 arriba.

El Barça sobrevive al Zalgirio ArenaEl Barça sobrevive al Zalgirio Arena - Foto: Toms Kalnins

El escolta estadounidense estaba de dulce y el Barça lo supo aprovechar, le dio confianza y respondió con dos triples para abrir el cuarto final. Los blaugranas se escaparon con un 64-72 que, a falta de 8:49 tras un tiempo muerto, pintaba bien. Fue clave hasta el final, así como un Barça que jugó en bloque, casi sin fisuras, y con temple para no caer en la trampa de la reacción final lituana.

Fue un partido de sensaciones. Las que tuvo Higgins con su electricidad, Tomic con su sobriedad en la pintura o Nikola Mirotic, sin duda motivado por ser blanco de cierta prensa esta semana, lideró al grupo en el arranque del partido y apareció en momentos clave. Así pudieron los blaugrana sobrepasar su único mal momento y volver a la senda del triunfo.

Bien en rebotes, excelsos en el movimiento ofensivo, el Barça salió dispuesto a olvidar en el Zalgirio Arena, lleno hasta la bandera, el tropiezo de Milán. El equipo de Svetislav Pesic estuvo serio, más que brillante, e hizo lo necesario para ganar en Kaunas a un Zalgiris muy combativo que venía de lograr un triunfo épico en Estambul ante el Fenerbahçe.

El Barça sobrevive al Zalgirio ArenaEl Barça sobrevive al Zalgirio Arena - Foto: Toms Kalnins

Lo sabía Pesic y estaban avisados sus jugadores; este Zalgiris no se rinde. Y no lo hicieron, pese a verse con una renta máxima de 10 puntos en contra con apenas 4 minutos de juego. Espoleados por su afición, un parcial de 5-0 les dejó a sólo 5 puntos (77-82) de un Barça que tuvo que pelear duro para mantener esa renta y poner el 6-1 en la tabla de esta Euroliga.

 

El Valencia muere en la orilla

El Valencia Basket perdió este viernes por 91-80 en su visita al Panathinaikos, durante la jornada 7 de la Euroliga, y prolongó su mala estadística fuera de casa en esta fase regular del torneo, aún sin ganar y condenándose a ocupar las últimas posiciones de la tabla clasificatoria.

Con el descarte de Alberto Abalde, por decisión técnica, el equipo taronja eligió un estilo de mayor elaboración en cada jugada y menos verticalidad. Gracias a ello aguantó el ritmo del Panathinaikos, estando arriba por 11-13 a falta de 3:55 para abrochar el periodo inaugural.

Un triple de Ioannis Papapetrou truncó esa dinámica y además abrió la veda anotadora, para que entraran en ella sus compañeros Nick Calathes y Jimmer Fredette. De sopetón, los locales rozaron la decena de ventaja (21-13) y luego comenzaron el segundo acto por delante (26-18).

Sin embargo, Deshaun Thomas emergió en tarea ofensivas y el cuadro visitante no halló el modo de frenarlo. El fornido alero estadounidense ayudó a que el PAO diera otro par de estirones (38-25 y 45-32), mientras que por parte valenciana se plasmó una mala versión desde el triple.

El equipo entrenado por Argyris Pedoulakis se había marchado al intermedio con más recompensa de la vista por su juego, a razón de dos periodos bastante trabados. Por ello, sus pupilos lo acusaron en el marcador en cuanto el Valencia Basket apretó en defensa.

Una penetración con canasta de Thomas, apoyándose en tabla, se enlazó con un 2+1 de Papapetrou y obstaculizó el ímpetu taronja (66-62). Pasado el susto, el PAO se recompuso con pericia y se encaminó hacia los diez minutos finales con un 68-64 favorable.

El aplomo del conjunto griego, a partir de ahí, ya fue suficiente para que la victoria nunca estuviera más en peligro. El equipo de Ponsarnau había remado para morir en la orilla, corroborando el 91-80 definitivo a pesar de que Loyd siguiera anotando puntos como soldado en solitario.



Las más vistas