Ganemos urge a Simón a rectificar el pago a la UPP

Carlos H. Sanz
-

El grupo municipal acusa al equipo de Gobierno de «mezclar churras con merinas» al vincular esta partida con el pago de intereses del ICOa autónomos

Ganemos urge a Simón a rectificar el pago a la UPP - Foto: Óscar Navarro

El grupo municipal de Ganemos acusa al equipo de Gobierno de PP y Cs de «mezclar churras con merinas» en su decisión de modificar el presupuesto para financiar los intereses de los créditos ICO a los autónomos restando el crédito de la Universidad Popular, de Servicios Sociales y del Plan de Empleo porque la actividad quedaba suspendida por el estado de alarma, y le pide que rectifique.
Sonia Ordóñez, portavoz de este grupo municipal que se opuso a esa modificación de crédito, recuerda que en su día se eliminaron del borrador del presupuesto de 2020 los 41.000 euros para las actividades educativas y culturales que ahora se han retomado.
«Otra cosa muy distinta son los 37.500 euros de las actividades con los CEAS que han restado en una modificación presupuestaria que fue a pleno para dárselos a los créditos ICO para autónomos y que el Ayuntamiento se niega a devolver. La UPP ha presentado un recurso por estos 37.500 euros, que se debatirá y aprobará en el pleno del próximo jueves, el ordinario correspondiente a mayo, y que si no se acepta se resolverá por la vía judicial», advierte Ordóñez.
Así, Ganemos solicita al equipo de Gobierno que reconsidere la situación, dado que el personal de la Universidad Popular de Palencia «ha continuado trabajando para los CEAS con normalidad vía telemática, ya que el Ayuntamiento en ningún momento comunicó los hechos a la dirección de la UPP».
«Además, tenemos que recordar la rentabilidad social de la UPP en Palencia y que de forma continua se conceden otros convenios a entidades que están en ERTE y hasta se llegan a elevar sus cuantías correspondientes», critica Sonia Ordóñez. «Entendemos que la cultura y el tejido social no son relevantes para un Ayuntamiento como este, que ya con demasiada frecuencia se olvida del diálogo con la sociedad», finaliza.