scorecardresearch

Sanidad y universidades refuerzan la cantera investigadora

SPC
-

El nuevo acuerdo acentúa la figura del colaborar en formación y la Jefatura de Estudios y simplifica la planificación de la programación de prácticas

(I a d) Casado, Lucas, Largo Cabrerizo, García Marín, Prieto y Rivero, antes de la firma del acuerdo de colaboración. - Foto: Rubén Cacho ICAL

El sistema sanitario de Castilla y León y sus cuatro universidades públicas (Burgos, León, Salamanca y Valladolid) renovaron ayer su alianza en materia de docencia e investigación, con el objetivo de hacer «cantera» en la Comunidad, garantizar la mejor asistencia y potenciar la innovación y su aplicación directa en la salud. Así lo recoge el nuevo concierto, con una vigencia de cuatro años, prorrogable por otros tantos ejercicios, que suscribieron las consejeras de Sanidad y Educación, Verónica Casado y Rocío Lucas, y los rectores de las universidades de León, Salamanca y Valladolid, Juan Francisco García Marín, Ricardo Rivero y Antonio Largo Cabrerizo, así como la vicerectora de la de Burgos, Begoña Prieto.

Esta firma finaliza un proceso que comenzó hace un año mediante la identificación de los puntos débiles en la colaboración existente entre Sanidad y las universidades públicas, con el objetivo de facilitar nuevos procedimientos que permitan una colaboración más ágil, efectiva y compartida en cuanto a decisiones y resultados. Además, parte de la rúbrica el pasado 14 de julio, del Protocolo de Colaboración entre la Gerencia Regional de Salud y las Universidades públicas de Castilla y León en materia docente y de investigación en Ciencias de la Salud.

Entre las novedades que se incorporan de cara al futuro está el que la colaboración docente relacionará los grados y posgrados que cada universidad desarrollará, incorporando la mejora de que puedan ser modificadas a lo largo de la duración del convenio mediante un mecanismo más ágil como la adenda. Así, la UBU cuenta con una plaza de profesor vinculado y 21 asociados; la de León, con 52 asociados; Salamanca, con 36 vinculados y 365 asociados, y la de Valladolid, con 25 vinculados y 309 asociados. En total, 62 vinculados que prestan asistencia y docencia y 747 asociados, que colaboran en la formación práctica.

Verónica Casado destacó que con estos convenios específicos les va a ir «muy bien a todos», porque contribuyen a hacer «más grande, más poderosa y más potente» tanto a la universidad como al sistema sanitario, dentro de una alianza en la que todos ganan. Por ello, subrayó que el objetivo es «unir fuerzas» y hacer que sectores clave, como la universidad y el sistema sanitario, se unan en torno a la formación, la investigación y la docencia.

Novedades

Destaca la importancia que adquiere la figura de la Jefatura de Estudios como elemento coordinador, planificador y regulador de la actividad asistencial, docente e investigadora, entrando a formar parte como vocal en la Comisión Mixta Sacyl-Universidad.

Por otra parte, los protocolos específicos potencian la figura del colaborador en formación práctica (profesional de Sacyl que colabora en las prácticas clínicas), valorándose como mérito en los procesos de carrera profesional y en los concursos públicos de contratación de profesorados de la universidad. 

En cuanto a la colaboración docente, se simplifica el sistema de planificación conjunto de la programación de prácticas curriculares de grado y posgrado, y se incluye como novedad la regulación de las prácticas extracurriculares por parte de los alumnos en los centros sanitarios.