De la mano a Regional, de nuevo en Tercera

Alberto Moreno
-

El último Becerril-Real Burgos acabó con el descenso de ambos en la última jornada de la temporada 2017-18. Los morados subieron después en el campo y su rival, en el juzgado

De la mano a Regional, de nuevo en Tercera - Foto: Óscar Navarro

13 de mayo de 2018, Mariano Haro. Última jornada de liga. Se medían Becerril y Real Burgos. Al cuadro morado le valía con empatar para salvar la categoría. El cuadro burgalés necesitaba para mantenerse ganar y que no hiciese lo propio el Sporting Uxama.
Acabó sucediendo algo parecido a lo que se vivió años atrás en La Balastera entre el CFPalencia y el Burgos CF: ambos descendieron. Ganó 0-2 el equipo de la capital del Cid, pero también lo hizo, como se esperaba, el Uxama al Almazán en el derbi soriano. Los dos a Regional.
Exactamente, no. El Real Burgos inició una batalla judicial, denunciando a la Territorial por la variación del calendario motivado por la selección regional. Se negó a jugar en Regional y estuvo un año en blanco. Su demanda fue admitida y de forma cautelar, a la espera de un juicio  que teóricamente tendrá complicado ganar (el resto de los clubes que jugaban ese año enTercera también fueron damnificados) fue integrado esta temporada en el Grupo VIII de Tercera, motivo por el que hay 21 equipos, motivo por el que hay cuatro jornadas más. El Becerril también ingresaba esta temporada en Tercera, pero ganándoselo en el campo.
Becerril y Real Burgos vuelven a medirse hoy en el mismo escenario, pero en situaciones diferentes. Los morados siguen teniendo el objetivo de la permanencia, mientras que los burgaleses caminan en una zona de relativo confort por abajo y muy alejado del play-off por arriba. 
Edu Narganes, técnico morado, está convencido de que su equipo «ya tiene el chip de la liga. La Copa del Rey ya  está olvidada y más que olvidada. Nos queda un enorme recuerdo  que quedará para la historia y que no queremos empañar con un descenso a Regional». 
Sobre el Real Burgos, ve a un rival «muy fuerte físicamente, con una presión alta. Tiene el 80% de jugadores extranjeros. No sé si estarán todos por las Navidades, pero me imagino que sí. Arriba tiene a jugadores de mucha calidad, como Bruju, al que todos conocemos de hace años. Ha sacado muy buenos resultados en campos difíciles».
En torno a acudir al mercado de fichajes, lo tiene claro. «No vamos a fichar a nadie. No voy a romper mi palabra con Crespo, será la ficha 21.  No voy a dar la baja a nadie para que venga alguien de fuera. Nos quedaría una ficha libre, pero sólo la ocuparíamos en el caso que el que venga se adapte a lo que hay. Estamos donde estamos gracias a este grupo de jugadores y lo vamos a  mantener hasta el final.  Ya hemos incorporado a Michael, que nos puede aportar cosas. Yo quiero a gente comprometida, con lo que tenemos podemos sacar al equipo adelante. Tengo clarísimo que nadie que venga de fuera va a romper nuestra filosofía, aquí todos cobran igual, todos son iguales, el que venga tiene que adaptarse a estas condiciones (100 euros al mes)».