'AFYM' inicia un plan para recuperar el hábitat del urogallo cantábrico en Velilla

Rubén Abad
-

El proyecto comprende la realización de desbroces en los bosques del municipio, la plantación de arbóreas de fruto propias de la comarca y la instalación de nuevas colmenas en los montes para favorecer la polinización del arándano

Imagen del último ejemplar de urogallo cantábrico visto en 2001 en los montes del término municipal de Velilla del Río Carrión. - Foto: Santiago Vallejo

• Los apicultores de la comarca que formen parte de este programa recibirán alzas para la recolección de miel que serán adquiridas en la ‘Asociación Pro-Deficientes Psíquicos’.


La Asociación Profesional de Agentes Forestales y Medioambientales de Palencia (AFYM) ha iniciado un proyecto de mejora del hábitat del urogallo en los montes de Velilla del Río Carrión. Dicho plan de actuación está enmarcado en el programa Life+Urogallo Cantábrico, que coordina y financia el Ministerio de Medio Ambiente a través de la Fundación Biodiversidad.
Este plan medioambiental tiene tres líneas de actuación, que consisten en una plantación de arbóreas autóctonas de fruto y la realización de desbroces para concentrar la presencia de herbívoros competidores. También comprende, en el mes de mayo, la instalación de tres colmenares en zonas altas para favorecer la polinización del arándano, una planta vital para este pájaro.
Imagen del desbroce llevado a cabo en varios parajes de la localidad montañesa.Imagen del desbroce llevado a cabo en varios parajes de la localidad montañesa. - Foto: José Manuel San Juan Para que este proyecto viera la luz, ha sido imprescindible el apoyo del Servicio Territorial de Medio Ambiente y del Ayuntamiento de Velilla del Río Carrión, con el que AFYM ha suscrito un acuerdo para la custodia del territorio.
En este planteamiento se contará también con la colaboración de apicultores de la comarca, que serán los encargados de llevar las colmenas a los lugares escogidos por los promotores de esta iniciativa. En este caso, los recolectores serán compensados con material propio de su actividad productiva, en concreto, se les hará entrega de alzas para la selección de miel, que serán adquiridas en la Asociación Pro-Deficientes Psíquicos de Castilla (Adecas) de Guardo.
«El urogallo está sufriendo un declive preocupante. En Velilla no se conocen datos fiables de su presencia desde 2001. Por este motivo se están haciendo mejoras de hábitat en todo el territorio que enmarca el Plan de Recuperación del Urogallo Cantábrico y que, esperemos, den sus frutos al igual que ha sucedido con otras especies», explicó el presidente de AFYM-Palencia, José Manuel San Juan.
Según los datos de la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León, este animal se distribuye  en un área inferior a 2.000 kilómetros cuadrados en la cordillera Cantábrica y su población registra un continuo declive. Se estima que en los últimos 15 años el número de machos ha disminuido entre el veinticinco y el cincuenta por ciento, por lo que la población adulta ronda los quinientos ejemplares.