El PSOE advierte del riesgo de «involución» con la derecha

Rubén Abad
-

Transición ecológica, igualdad, violencia de género y reto demográfico son algunos de los pilares sobre los que los socialistas han vertebrado su campaña electoral

El PSOE advierte del riesgo de «involución» con la derecha - Foto: Sara Muniosguren

«Hay una necesidad clara y urgente de ir a votar el domingo, porque existe un riesgo importante de involución en este país con los partidos de la derecha». Quien habla es Antonio Casas, secretario de campaña del Partido Socialista, quien ayer hacía un balance «positivo» de esta nueva carrera de fondo que finalizará mañana en las urnas. 
Lo que comenzó como una «incomprensión» por parte de los ciudadanos por la repetición electoral, se ha transformado en «sentido de la responsabilidad», concretó. En esta línea, hizo un llamamiento a la «participación masiva» el 10-N, ante lo que aseguró que «más vale ir un día cabreado a votar que estar enfadado los próximos cuatro años». 
«Ilusión» o «complicidad» fueron algunas de las palabras que empleó al referirse al sentimiento de los simpatizantes con los que han compartido los actos de campaña durante los últimos días. Y es que, a juicio de Casas, «solo hay una formación que puede sacar a España del bloqueo en el que se encuentra, y es el Partido Socialista».
Transición ecológica en las comarcas vinculadas históricamente a la extracción de carbón en la Montaña Palentina, igualdad entre hombres y mujeres, violencia de género y reto demográfico «en una provincia que lo necesita», son algunos de los pilares sobre los que se ha sustentado la campaña de los socialistas, tal y como recordó la cabeza de lista al Congreso, María Luz Martínez Seijo.
Lo han hecho en una «campaña de tú a tú, centrada en las personas», en la que han sacado pecho de grandes logros tales como la subida de las pensiones mínimas. «Son hechos, no solo palabras», afirmó Martínez Seijo, quien concretó que «entre todos tenemos que conseguir que a partir del 10-N Palencia sea un lugar mejor».
Ante el problema del reto demográfico, su compañera de filas, la cabeza de lista al Senado, Rosa Aldea, criticó los «32 años de políticas de la Junta de Castilla y León, que no han conseguido asentar población». Aldea también se refirió a la conectividad rural, los emprendedores y el desarrollo sostenible.