Triunfo del PSOE en la capital y batacazo histórico del PP

ALBERTO ABASCAL
-

Los populares obtienen el peor resultado de su historia · Cs y Vox consolidan sus posiciones

Triunfo del PSOE en la capital y batacazo histórico del PP - Foto: Á“scar Navarro

El PSOE logró ayer una rotunda victoria electoral en la capital al superar el 33 por ciento de los votos (33,15%) con 16.613 sufragios, más de 4.700 de diferencia con respecto a los comicios de 2016. Se trata de un 7,65 por ciento más de votos que los socialistas han obtenido respecto a los anteriores comicios, lo que sin duda es un resultado más que notable para la formación que lidera para el Congreso la electa Mari Luz Martínez Seijo. 
El triunfo de los socialistas es destacable en cuanto a porcentaje de votos teniendo en cuenta que en la serie histórica se acerca logrado en 2011 cuando logró el 33,4% de los votos, aunque un tanto lejos de los obtenidos en los comicios de 2008 cuando consiguió el 46,3 por ciento de los sufragios emitidos en la capital.
La otra gran lectura tras conocerse los resultados es que el Partido Popular fue el gran derrotado de las elecciones generales en la capital al obtener en esta ocasión 13.583 votos (el 27,1%), perdiendo casi 6.000 respecto a las últimas elecciones generales. La sangría de papeletas de los populares se tradujo en un granero de sufragios en favor en esta ocasión de Vox, el partido que lidera Santiago Abascal y que se presentaba en sociedad. 
La formación de Abascal obtuvo 5.557 votos, más del 11 por ciento de los sufragios, un porcentaje sin duda espectacular para una formación novel. Es el peor resultado logrado en toda su historia con la marca del Partido Popular, al menos desde 1989. De hecho, como Partido Popular en la capital siempre había obtenido un porcentaje de votos superior al 40 por ciento, salvo en los comicios de 2015 (36%).
Ciudadanos, que a falta del recuento del Censo Electoral de los Residentes Ausentes (CERA) ha logrado un diputado en la persona de Enrique Rivero, un resultado que se puede calificar de histórico, sumó ayer 8.206 votos en la capital, 1.876 más de los que obtuvo en las elecciones de 2016. La formación naranja ha ido incrementando adeptos a golpe de convocatorias electorales.
En el lado de los perdedores habría que situar a la coalición Podemos-IU-Equo, que ha perdido casi un siete por ciento (6,84%) de los votos respecto a la última convocatoria electoral, que en sufragios se traduce en 2.857 papeletas.

Alta participación. Otra de las lecturas positivas de la jornada es la alta participación en la capital, puesto que un 79,04 por ciento de los capitalinos llamados a las urnas acudieron a votar, una de las participaciones más altas de la historia dejando la abstención en el 20,96 por ciento. Respecto a 2016, son cinco puntos y medio más de participación, sin olvidar los 570 votos nulos y los 471 votos en blanco.