La sanidad, en el foco

DP
-

La Casa del Pueblo de Barruelo de Santullán acogió ayer un debate con PP, PSOE, Cs y Podemos organizado por la Plataforma Valle de Santullán con el propósito de que los partidos aportaran ideas

La sanidad, en el foco

La Casa del Pueblo de Barruelo de Santullán acogió ayer un debate sobre sanidad organizado por la Plataforma Valle de Santullán, con la presencia de Juan Pablo Izquierdo (Cs), Ricardo López (Podemos), Manuel Escarda (PSOE) y Mercedes Cófreces (PP), todos ellos candidatos a las Cortes regionales, salvo Escarda, que es senador por Valladolid. El debate, en el que participaron unas 80 personas y que estuvo moderado por Andrea Benito (Diario Palentino) y Víctor Amor (Agencia ICAL), se organizó con el propósito de conocer las soluciones y propuestas que tiene cada formación ante lo que considera la plataforma como «general deterioro de la atención sanitaria». Una situación que, a juicio de la agrupación, está teniendo «graves consecuencias» en localidades como Barruelo de Santullán. El debate, que duró una hora y media aproximadamente, se estructuró en tres partes: modelos de gestión, Atención Primaria y dotaciones. La representante del Partido Popular, Mercedes Cófreces, además de incidir en que la Sanidad de Castilla y León es un modelo a seguir a nivel nacional tanto en calidad asistencial como en ratios de atención, defendió el modelo que propugna su partido en defensa de un servicio que considera básico, pero siempre buscando la sostenibilidad para que sea eficaz y que tenga futuro. Manuel Escarda (PSOE) insistió en la necesidad de incentivar a los profesionales del ámbito sanitario, profesional y económicamente, como una fórmula duradera en el mundo rural. 
Juan Pablo Izquierdo (Ciudadanos) se mostró partidario de apostar por las nuevas tecnologías o la telemedicina y la mejora del transporte sanitario. De hecho, indicó que no se trata de gastar más, sino de priorizar y consignar mejor los recursos económicos.
Por último, Ricardo López (Podemos) defendió la necesidad de blindar los servicios sanitarios en el Estatuto de Autonomía como fórmula ideal para defender la sanidad como una necesidad y un derecho fundamental, también para los habitantes de los núcleos rurales. Durante el debate (al finalizar el mismo se abrió un turno de preguntas por parte del público presente para ser respondidas por los ponentes) también salió a colación el convenio con el Gobierno cántabro para que el hospital Tres Mares de Reinosa, que actualmente se encuentra paralizado, pueda atender a una buena parte de los habitantes del norte de la provincia.