La Cámara entrega sus premios

DP
-

El I Showroom Agroalimentario se celebrará en noviembre con la participación de 25 empresas palentinas elegidas entre las 100 que fueron evaluadas. Contará con la asistencia de 14 invitados de Europa, América y Asia

La Cámara se presenta como espejo de los empresarios ante la - Foto: Sara Muniosguren

La Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios de Palencia instauró en  1973 los premios con los que reconoce y galardona la labor de las empresas en favor del desarrollo económico de la capital y la provincia. Este año, en el que llegan a la cuadragésimo séptima edición, el presidente de la institución, Conrado Merino, lamentó el «olvido» que vive la organización y lanzó el mensaje a los representantes de las distintas instituciones y a los empresarios de que la Cámara los necesita. 
«He tenido la sensación de que se cuenta poco con nosotros y nos sorprende, porque somos la representación  del tejido empresarial,  que no olvidemos es el que marca el rumbo del bienestar  o el fracaso económico  del país y eso es hablar de futuro», afirmó. Asimismo mostró su preocupación ante el hecho de que la Cámara «en muchas ocasiones pasa inadvertida para los propios empresarios». En este sentido subrayó  que desde el empresario más representativo  hasta el dueño de una pequeña tienda de  ultramarinos en un pueblo de la Montaña  Palentina, «todos tienen su espacio de debate en la Cámara». «Estamos aquí para que nos presenten sus inquietudes, nos comenten sus ideas, nos hagan partícipes de sus preocupaciones. Y para que los empresarios se sientan invitados a ejercer esa participación es necesario que las instituciones hagan que la misma sea significativa», incidió.
Conrado Merino  señaló que asumía la responsabilidad como presidente de la Cámara de «no haber sabido transmitir la importancia de esta institución como ese espacio de debate y análisis» y  sentenció que «debe ser corregido lo antes posible». Por esta razón, hizo hincapié en que tiene que ser «comunicativa» y dar «fuerza» y «conocimiento» a los empresarios. La Cámara, señaló,  es también de la provincia y lanzó una  invitación a las alcaldes  de los pueblos y a los empresarios a  que acerquen e informen de los proyectos de su comarca. 
El presidente de la Cámara abogó por permanecer en la batalla del día a día  y no desanimarse si un objetivo no se consigue. «Los empresarios debemos ser un ejemplo de constancia y perseverancia. Tenemos que creer en nosotros mismos, en nuestras ideas y en trabajarlas en conjunto», afirmó.
anuncio. Conrado Merino anunció que este año en colaboración con la Diputación, la Cámara  organiza el el 1º Showroom Agroalimentario,  una feria en el hotel Castilla Vieja en la que se trabaja  desde hace un año y que se celebrará en noviembre con la participación de 25 empresas palentinas (productoras de cecina, semillas, quesos, cerveza, miel...) seleccionadas de entre 100 que fueron evaluadas.Se va a a contar con la asistencia de 14 importadores de Europa, América y Asia.
Entre los premiados, la Medalla de Oro recayó en la plaza de Abastos. Conrado Merino recordó el problema la desaparición de puestos poco a poco cuando llegaba la jubilación y que con la toma de cartas en el asunto de CPOE,  comerciantes y Ayuntamiento cambia el rumbo. «O vamos todos juntos o la Cámara sola  no puede hacer nada», afirmó. «Si somos capaces de creer en nuestros proyectos y estamos todos unidos nos haremos más fuertes y podremos demandar a las instituciones y dirigentes nuestras pretensiones. Si no es así cada vez nos irá peor», aseguró.
La entrega de los 47 Premios de la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios tuvo como escenario el Palacio Provincial. La presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén, señaló que «con la historia de estos galardones somos testigos de la transformación del tejido productivo; de la llegada de un nuevo modelo en el que nuestras mejores tradiciones se entrelazan con las nuevas tecnologías para afrontar el futuro. Esto hace posible derribar barreras y, en este proyecto, la Cámara de Comercio desempeña un papel imprescindible». También lo tienen instituciones como la que preside y, sin duda, «nos hemos arremangado para ayudar a nuestros emprendedores». En este sentido, explicó que la Diputación despliega un completo programa de apoyo a las pymes, en concreto con los 2 millones de euros que, por ejemplo,  destina este 2019 para la implantación de nuevas empresas y la expansión de las existentes,  las ayudas para la presencia en ferias nacionales e internacionales, la Escuela de Emprendedores -con itinerarios formativos en toda la provincia en materias punteras-  y las Muestras Agroalimentarias.
Armisén tuvo también palabras de agradeciminto hacia los galardonados. «Sin duda todos ellos brillantes… Y es que se nota el trabajo bien hecho. Son empresas, proyectos que apuestan por Palencia; ejemplos de cómo el esfuerzo colectivo es vital para hacer más grande el potencial y el nombre de esta provincia», afirmó.
Durante su intervención hizo también referencia  a que «es el momento de aprovechar la cuarta revolución industrial. La primera que consigue que el medio rural y capitales de provincia intermedias como Palencia presenten mayores atractivos que las grandes urbes. Constituye un punto de inflexión para captar capital humano cualificado para las empresas, empezando por nuestros jóvenes mejor formados. Y para atraer población a un entorno en el que las oportunidades laborales se vean complementadas por la calidad de vida y el patrimonio que ofrecen todos nuestros pueblos».

 El diploma en la categoría de Nueva Empresa lo entregó José Ignacio Carrasco,  presidente de la CPOE, a Óscar Mielgo, David Tomé y Álvaro Salas, de Ingemov. El delegado de la Junta, José Antonio Rubio Mielgo, hizo lo propio con el reconocimiento  a Ajo de Sopas en la categoría de Turismo, que recogió Alberto Soto acompañado de su equipo.  El subdelegado del Gobierno, Ángel Miguel, entregó a Sociograph -con Enrique Hornos a la cabeza- el diploma en la categoría de Innovación, Calidad, I+D y Nuevas Tecnologías. El director del Cetece, Javier Labarga, recogió junto a su equipo el premio en la categoría Especial Relevancia de la mano de la presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén. Conrado Merino entregó la Medalla de Oro a la plaza de Abastos, que recogieron Jesús Ramos (presidente) y Yobana Aznar (vocal). Fernández Carrido entregó la Medalla de Plata a El horno de Ángel. Mario Simón entregó la Medalla de Bronce a Terrazos Peñalabra.