El PP diseña una estrategia para atraer inversores

Carlos H. Sanz
-
El PP diseña una estrategia para atraer inversores

Los populares elaboran un programa específico para corregir el desequilibrio demográfico en el medio rural

El Partido Popular tiene claro que uno de sus mayores retos para la provincia es corregir el desequilibrio demográfico existente entre el medio rural y las grandes urbes. Una campaña en la que se deben abordar cuestiones como las telecomunicaciones, los servicios, la vivienda o la creación de empleo, y para las que el PP ha diseñado un programa electoral específico que se compromete a llevar a cabo si llega al poder.
«Queremos una provincia abierta y competitiva, que mire al futuro y esté preparada para nuevos retos y oportunidades», aseguró ayer la presidenta del PP, Ángeles Armisén, que avanzó el diseño de «una estrategia para hacer la provincia más atractiva a nuevos inversores», así como «una alianza con el sector empresarial para crear empleo y riqueza».
De esta forma, los populares creen necesario facilitar «un ecosistema amigable para los emprendedores que genere nuevas oportunidades», así como el impulso de proyectos tractores que fomenten la creación de nuevos negocios», algo que harán si revalidan su mayoría en Diputación.
En este sentido, y siempre a partir de la base de «la experiencia, el compromiso y el conocimiento de las necesidades y demandas del territorio» adquirido en las últimas décadas, los populares se comprometen también a facilitar a los habitantes del medio rural «una gestión administrativa más sencilla y eficaz a través de la tecnología», así como a la modernización de las infraestructuras municipales para que sean «más eficientes, sostenibles y accesibles».
Con el objetivo de mejorar la calidad de vida en los pueblos, los populares «impulsarán el acceso a la vivienda en el medio rural» y «dotarán de servicios más eficaces, con una oferta cultural y deportiva de calidad y accesible» si vuelven a gobernar la institución provincial.
Asimismo, abogan por el desarrollo de un Plan de Turismo para que el patrimonio cultural y natural «sea generador de actividad socioeconómica», por continuar con el despliegue de internet de alta velocidad y facilitar la movilidad a través del transporte público.
Objetivos todos ellos que no renuncian a un modelo de provincia «solidaria, responsable y sostenible», según explicó Ángeles Armisén, ya que el programa para el medio rural incluye medidas como la solidaridad territorial con los colectivos más vulnerables, una buena salud financiera o avanzar en el ciclo integral del agua y en la economía circular y la gestión de recursos.
Un proyecto de gobierno, incidió Armisén, «en el que lo primero son las personas» y que, de poder desarrollarlo en la Diputación, «seguirá la línea de trabajo iniciada en la institución en ámbitos como la mejora y ampliación de servicios, la transparencia, la creación de empleo o asumir los nuevos retos de la industria turística aprovechando nuestros recursos y patrimonio».