El SCOP concluye una media de 24 expedientes al día

ALBERTO ABASCAL
-

El juzgado número 2, que formaliza los procedimientos de las cláusulas suelo, contará con dos refuerzos a finales de septiembre · Un total de 14.000 expedientes archivados desde 1986 serán purgados, lo que supone el 20% del total

El SCOP concluye una media de 24 expedientes al día - Foto: Á“scar Navarro

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL), José Luis Concepción, se comprometió en febrero a elevar ante el Consejo General del Poder Judicial el caos que había originado la implantación, ahora hace un año, de la oficina judicial única, que inicialmente supuso el colapso total de los juzgados.
Así lo dejó entrever durante una reunión mantenida en Palencia con los decanos de abogados y jueces; Santiago González  y María Rosa Martínez, respectivamente; el presidente de la Audiencia Provincial, Ignacio Rafols; el secretario coordinador provincial; Luis Miguel García; y la secretaria de la sala de gobierno del TSJ, Pilar Rodríguez.
José Luis Concepción aprovechó una visita rutinaria que suele realizar para inspeccionar los juzgados para mantener un encuentro con responsables de la administración de Justicia, a raíz del malestar existente por el considerado nulo funcionamiento de la oficina judicial, como quedó patente en un extenso reportaje publicado por Diario Palentino el domingo 3 de febrero. En dicho reportaje, la jueza decana, María Rosa Martínez López, llegó a asegurar que la oficina judicial única en Palencia era «un fracaso en todos los aspectos» y si no podía desaparecer, que sería lo deseable a su juicio, proponía la supresión del Servicio Común de la Ordenación del Procedimiento y Tramitación (SCOP) para evitar el colapso.
Según la información que trascendió, el máximo responsable del alto tribunal de la región asumió que este servicio no funcionaba al provocar el retraso y la acumulación de asuntos en los juzgados de primera instancia e instrucción, ahora denominados Upads. 
«El comienzo de la nueva oficina judicial (NOJ) en Palencia no fue bueno. Es más, es un ejemplo de lo que nunca se debe hacer. Y lo que mal empieza, normalmente mal acaba», había comentado María Rosa Martínez López, opinión que era compartida entonces por los decanos de los colegios de Abogados y Procuradores, Santiago González y Luis Gonzalo Álvarez, respectivamente; así como por la junta de personal de Justicia en Palencia. Según los datos aportados en aquel momento, la gestión de la oficina judicial única suponía una acumulación de más de 600 asuntos al mes sin tramitar.

Ahora, cuando se cumple un año desde la instauración del nuevo sistema del procedimiento judicial y procesal en Palencia, los responsables del Ministerio de Justicia se muestran mucho más optimistas del rendimiento de la nueva oficina judicial, aunque son conscientes de que el margen de mejora es aún muy amplio. Después de algunas modificaciones emprendidas a raíz de las contundentes críticas recibidas, especialmente al Servicio Común de la Ordenación del Procedimiento y Tramitación (SCOP), los datos oficiales a los que ha tenido acceso Diario Palentino indican que un año después de la puesta en marcha de la nueva oficina judicial única, 8.607 procedimientos de material civil, social y contencioso-administrativo han quedado concluidos (3.104 sentencias, 2.052 autos, 3.451 decretos, 439 apelaciones de sentencias y 27 apelaciones de autos), después de haber registrado en este periodo 9.193 asuntos. 
Asimismo, el número de tasaciones realizadas en este primer año de vida de la oficina judicial única ascienden a 1.515 en virtud de los datos oficiales a los que ha tenido acceso este periódico. En materia penal, el juzgado de vigilancia penitenciaria ha tramitado 1.460 asuntos en el último año, mientras que el juzgado de menores, si en junio de 2018 contaba con 48 asuntos pendientes, un año después este número de eleva a 59, después de haberse incoado entre junio de 2018 y junio de 2019 un total de 63 expedientes de reforma y haberse resuelto 52. En cuanto a ejecuciones están pendientes 76 asuntos civiles y 86 penales después de haberse tramitado en el último año 39 ejecuciones civiles y 59 penales. Además, las Upad han registrado en este período 359 asuntos y han resuelto 341.
Mientras tanto, el SCEJ (Servicio Común de Ejecución) de los juzgados de Palencia, en virtud de estos datos oficiales, tenía a fecha de 27 de junio de 2018 un total de 1.594 ejecutorias abiertas pendientes, mientras que un año después este número se ha reducido a 1.541. Asimismo, el juzgado de lo penal, uno de los más complicados de Castilla y León especialmente en materia de ejecuciones (se ha solicitado en los últimos años la creación de una segunda sección), evoluciona de forma positiva.
Los datos que maneja Justicia indican incluso que a día de hoy el juzgado de primera instancia número 2, encargado en exclusividad de dilucidar todos los asuntos relacionados con las cláusulas suelo, ha conseguido tramitar los 2.300 casos que hace un año tenía pendientes. Eso sí, ahora queda resolverlos y ejecutarlos aunque según la podido saber este periódico en breve llegará un nuevo juez de refuerzo por lo que este juzgado contará, como mucho a finales de septiembre, con tres togados para hacer frente al trabajo acumulado (un titular y dos refuerzos).
Por lo demás, desde el Ministerio se considera (la oficina judicial única fue puesta en marcha por el Gobierno del Partido Popular y comenzó a funcionar coincidiendo con la entrada del PSOE en el Ejecutivo tras prosperar la moción de censura) que si bien en los primeros meses se registraron problemas serios a la hora de abordar el trabajo correspondiente, en la actualidad la oficina pasa por un momento de estabilización una vez corregida parte de las deficiencias y gracias también a la especialización de los funcionarios, por lo que se considera que dentro de un año la evolución de estos resultados será mucho más positiva. De hecho, se apunta a que en la Audiencia Provincial se registran actualmente un 30 por ciento más de procedimientos en trámite que justo hace un año. En materia civil se ha duplicado dicha tramitación, siempre según estos datos.
Asimismo, el punto de información al ciudadano ubicado en el edificio del antiguo Banco de España, con dos profesionales, atiende una media de 43 personas al día. Además, el archivo documental, una herramienta que trajo consigo enormes problemas cuando se puso en marcha la nueva oficina judicial literalmente por falta de espacio (actualmente la antigua AISS, el antiguo Banco de España y el viejo edificio de la Tesorería General de la Seguridad Social acogen expedientes y procedimientos archivados) también se verá aliviado con la purga de 14.000 expedientes y piezas de convicción fechadas desde 1986, un 20 por ciento del volumen total.

 

Abogados y procuradores piden la eliminación del servicio de ordenación de los procedimientos

STAJ apunta a que el nuevo sistema judicial ha evolucionado a mejor. CCOO lo califica de «nefasto» y CSIF lamenta que los tiempos de respuesta han empeorado

La puesta en marcha de la nueva oficina judicial única supuso cambios muy sensibles en el registro, tramitación y ejecución de los distintos procedimientos judiciales. La oficina judicial debería funcionar con criterios de agilidad, eficacia, eficiencia, racionalización del trabajo, responsabilidad por la gestión, coordinación y cooperación entre administraciones, de manera que los ciudadanos obtuvieran un servicio próximo y de calidad, todo ello bajo el paraguas de la puesta en marcha del servicio digital con el propósito de alcanzar el objetivo de papel cero.
Este nuevo formato trajo consigo el desplazamiento de distintas instancias judiciales como el Juzgado de lo Penal a la calle Menéndez Pelayo, donde se encuentra la sede del Banco de España, y el cambio de los puestos de trabajo de los funcionarios.
Pero más de 4.500 documentos, 4.538 para ser más exactos, estaban pendientes de tramitar en el SCOP (Servicio Común de Ordenación del Procedimiento) y el SCEJ (Servicio Común de Ejecución) de los juzgados de Palencia siete meses después de la implantación de la oficina judicial única, que coincidió con la vuelta de los funcionarios y  el personal laboral (estaban ubicados provisionalmente en el viejo edificio de la Tesorería General de la Seguridad Social de Los Jardinillos) al palacio de justicia tras dos años de obras de remodelación. Eran los datos que ofreció el decano del Colegio de Abogados de Palencia, Santiago González Recio, en una entrevista con Diario Palentino. 
Cuando ahora se ha cumplido un año de la puesta en marcha de la oficina judicial única, González Recio se mantiene en su postura: «La oficia judicial única es un desastre. Esto no ha mejorado nada y es evidentemente que Palencia ha perdido en cuanto a la calidad de la justicia cuando antes éramos un referente o al menos funcionaba notablemente bien».
Para el decano de los abogados palentinos las modificaciones introducidas en el SCOP (Servicio Común de Ordenación del Procedimiento) no han servido para aliviar la situación. «Se han sumado más gastos, se han incorporado más funcionarios pero sigue habiendo igual retraso en los procedimientos, lo que ello conlleva de pérdida económica para los abogados y procuradores, incidiendo sobre todo en el hecho de quien realmente sufre este problema es el justiciable, que ve cómo sus asuntos siguen ahí estancados sin darles salida».
Lo que sigue proponiendo el decano de los abogados es que haya un reparto de funciones entre los empleados públicos más adecuado «y que sean los expertos los que tramiten el SCOP» porque, según detalla el decano, «ahora no se están aprovechando» las capacidades de algunos de los trabajadores de Justicia y se ha contado con gente no experta en la materia. En cualquier caso, sigue proponiendo la eliminación del SCOP, ya que, según su parecer, es un auténtico embudo que no aporta nada. «Como ejemplo del mal funcionamiento de la nueva oficina judicial única es el hecho de que exista un alto porcentaje de juicios que se suspenden por que no se han tramitado bien los expedientes, no se han citado testigos o las periciales no aparecen. En definitiva, una organización desastrosa», apuntó Santiago González Recio.
Por su parte, el decano del Colegio de Procuradores, Gonzalo Álvarez Albarrán, coincide con su colega del Colegio de Abogados al afirmar que la puesta en marcha de la nueva oficina judicial única «no ha sido positiva ni para el colectivo ni para el justiciable. Este sistema ha trastocado todo y considero que para volver a los cauces normales de antes de la instauración de la oficina judicial habría que eliminar el SCOP». «Y sino se puede suprimir, el Ministerio lo que debería hacer es modificarlo en profundidad. Hay un descontrol manifiesto y en muchas ocasiones es una auténtica pérdida de tiempo porque los funcionarios tienen que mirar uno por uno los procedimientos para tratar de encontrar lo que buscan. El Ministerio debe buscar soluciones», añade.
Por último, la década de jueces, María Rosa Martínez López, que se mostró muy crítica a través de estas páginas por el funcionamiento de la oficina judicial en los primeros siete meses de existencia, ha preferido no pronunciarse en esta ocasión, aunque parece denotarse en ese silencio que su opinión poco o nada ha cambiado desde entonces. 

 

REACCIóN DE LOS SINDICATOS. Las representantes nacional y presidenta de la junta de personal del Sindicato de Trabajadores de la Administración de Justicia (STAJ) Amaya Ruiz Serrano y Arantxa Fernández, respectivamente, sostienen que los funcionarios «está más tranquilos ahora que cuando comenzó a funcionar la nueva oficia judicial única». «La evolución ha ido a mejor en los últimos meses y ya no están tan descoordinados», apunta al respecto Amaya Ruiz, quien señala que todo cambio en el proceso de trabajo, y más en una administración tan compleja como es Justicia, «conlleva problemas inicialmente». 
«En Palencia, quizá, al comienzo no había un modelo organizativo y estructural concreto; de ahí el caos inicial» insiste la responsable de STAJ, que quiere poner en valor el «esfuerzo titánico realizado por los funcionarios y los trabajadores en este tiempo. Creemos además que las modificaciones realizadas en el SCOP han servido para avanzar y mejorar el trabajo diario». 
No obstante, Amaya Ruiz reitera que hacen falta más refuerzos en ejecución de las Upad de penal «y en el de violencia de género, donde están desbordados», subraya.
Roberto Alonso Rodrigo, coordinador regional de Justicia del sindicato Comisiones Obreras, califica de «nefasta» la entrada en funcionamiento de la nueva oficina judicial en esta provincia.
«El caos, tanto para los funcionarios como para los usuarios habituales de las dependencias judiciales, supone que la entrada en funcionamiento de esta oficina fue muy prematura y el Ministerio ha hecho caso omiso a nuestras demandas», comenta Roberto Alonso, quien añade que «el sistema nació para alcanzar el objetivo de papel cero y paradójicamente ahora se imprime más papel que nunca».
El responsable sindical apunta que la nueva oficina judicial nació «sobredimensionada» para lo que es Palencia. «No debería haberse puesto en marcha el SCOP porque sencillamente no había personal suficiente para trabajar con un mínimo de garantías, pero no nos hicieron caso en nuestras advertencias, que se vieron claramente cuando salió la relación de puestos de trabajo para hacer frente al nuevo sistema», reconoce el responsable regional del sector Justicia de Comisiones Obreras.
Por su parte, Martín Jesús de Castro, delegado de CSIF, mantiene que la oficina judicial «no ha mejorado, en absoluto, el funcionamiento que los antiguos juzgados venían prestando en Palencia». 
«Se nos prometió que se agilizaría la respuesta de la justicia al ciudadano; muy al contrario, los continuos desajustes entre los distintos servicios comunes y las Upad son constantes, ocasionando suspensiones diarias de juicios, con el consiguiente perjuicio para el ciudadano y desmoralización para jueces y funcionario», mantiene el representante de CSIF quien añade, por otro lado que «se nos aseguró que no serían necesarios más medios personales sino una mejor organización y no ha sido así. Se han tenido que contratar 12 personas de refuerzo, con el consiguiente incremento del gasto económico; es decir, la aplicación de la justicia en Palencia se aplica con más retraso que hace un año y a un mayor coste».