Las líneas verdes se implantarán en otras vías españolas

DP
-

El proyecto piloto que se puso en marcha en la Palencia-Sahagún y en la Palencia-Guardo provoca sensación de estrechamiento de los carriles y, por tanto, la reducción de la velocidad

Las líneas verdes se implantarán en otras vías españolas - Foto: Á“scar Navarro

dp / Palencia
La Dirección General de Tráfico se ha propuesto firmemente atajar las altas tasas de siniestralidad que se registran en las vías convencionales de la red de carreteras y, por eso, no descarta extender al resto de España el proyecto piloto de las conocidas como líneas verdes que en el año 2016 se implantó en la CL-613 (Palencia-Sahagún) y CL-615 (Palencia-Guardo). 
Esta iniciativa pionera consistió en pintar de verde las líneas de delimitación de la vía por el interior de la marca longitudinal blanca convencional, ya que según la DGT, los colores en la calzada dan a los conductores la sensación de estrechamiento de la carretera, lo que a su vez les lleva a reducir la velocidad. Por lo tanto, estas líneas son una medida disuasoria que parece que da sus frutos, puesto que desde la puesta en marcha de este proyecto junto con la instalaciones de los radares de tramo en prácticamente el mismo recorrido, la accidentalidad descendió en el primero año desde su puesta en marcha un 13 por ciento. 
SIN VÍCTIMAS MORTALES. De hecho, durante el 2018 no se registró ninguna víctima mortal en ninguna de estas carreteras y según el balance que facilitó la DGT en octubre del pasado año, los siniestros cayeron de los 205 a los 178 y los heridos de 20 a 16 si se comparaba con los doce meses anteriores a la entrada en vigor de estas medidas.
Exportar el pintado de las líneas verdes a otras carreteras que registran mucho tráfico y altos porcentajes de siniestralidad es una de las medidas que tiene previsto implantar la DGT.