Con muchos panes bajo el brazo

Laura Burón
-

La Feria de la Fabiola celebrada ayer destaca el valor nutricional de este producto y las características que lo diferencian del resto

Con muchos panes bajo el brazo - Foto: Sara Muniosguren

Fabiolas, pan de Alfacar, moñas, pan de cruz de Ciudad Real, tortas castellanas o molletes de Antequera. Todos estos tipos de pan se pudieron ver ayer en la plaza de San Francisco, gracias a la feria dedicada a este alimento organizada por la Asociación Provincial de Fabricantes de Pan y el Centro Tecnológico de Cereales y con la que se pone fin a una semana dedicada a este producto básico de la dieta mediterránea.
Además de esta exposición, la jornada incluyo una charla a cargo de Asunción Alonso Gaite, experta sensorial del Cetece, sobre la importancia nutricional del pan. Así, habló a los presentes de los distintos componentes del pan y de la importancia del salvado, muy presente en los panes integrales y de un alto valor nutricional. «Hay que ingerir 30 gramos de fibra al día y el pan integral tiene más que una zanahoria o la lechuga», señaló la experta. Asimismo, se refirió a la nueva Ley del Pan  que establece que un pan cien por cien integral solo puede estar elaborado con harina integral y que aquellos cuyo porcentaje solo es del 70 por ciento están elaborados también con harina blanca. 
Integrales, barras, bollos, panes y tortas eran lo que vendían los productores que en la mañana de ayer instalaron sus puestos en la propia plaza y adonde muchos  acudieron para adquirir su ración diaria de este producto que nunca falta en las mesas palentinas.
Con muchos panes bajo el brazoCon muchos panes bajo el brazo - Foto: Sara MuniosgurenPor su parte, los más pequeños pudieron participar en un taller a cargo del Cetece en el que como explicaron dos de sus participantes, Rubén y Marta, tenían la opción de comerse el pan o pintarlo y ellos eligieron esta segunda. Así, además de divertirse con los colores pudieron llevarse a casa un bonito recuerdo en forma de piezas muy llamativas, aunque poco comestibles.
charla y cata. Posteriormente, fue el turno de la cata de pan en la que cerca de un centenar de personas escucharon con atención las características de la fabiola palentina que detalló de nuevo Asunción Alonso, del Cetece. «No está salado ni ácido, no tiene olor, pero es muy suave», explicó la experta sensorial quien recordó que la utilización de la masa madre «hace que dure más tiempo y que mañana esté igual de rico que hoy». También destacó que las fabiolas palentinas «son fáciles de comer a cualquier hora, ya que se pueden combinar con todos los alimentos». Por ello, pidió a los presentes que consuman pan «porque es un producto de calidad y muy nuestro», además de con un alto valor nutricional, hasta el punto de que «todas las civilizaciones tienen su propia forma de elaborar el pan».
La presidenta de la Asociación Provincial de Fabricantes, María Franco, aseguró que «a pesar del tiempo, estamos contentos con como se han desarrollado los actos» y que confían en que «el año que viene tengamos más apoyo, más difusión y los palentinos se involucren aún más en nuestras actividades».

 

Mención a ‘La 8’ por su apoyo al sector artesanal
La Asociación Provincial de Fabricantes de Pan quiso reconocer ayer el apoyo que medios de comunicación como La 8 Palencia prestan al sector del pan artesanal. «La 8 siempre está dispuesta a ayudarnos y a hacer más visibles a los productores y a los productos», afirmó ayer la presidenta de la entidad, María Franco. 
Fue Carlos Martín Santoyo, director de La 8 y de Diario Palentino, el encargado de recoger este reconocimiento. «Tenemos un compromiso con la provincia y estamos encantados de promocionar el pan y todos aquellos productos que, como en este caso, tienen sabor palentino», afirmó. También la Diputación recibió una distinción por su contribución al sector.