El Grupo austríaco Figlmueller relanzará a Agua Palentina

ALBERTO ABASCAL
-
El Grupo austríaco Figlmueller relanzará a Agua Palentina

La firma que se hizo con la unidad productiva de la embotelladora de La Pernía prevé un aumento sensible de plantilla que podría llega a la veintena de trabajadores·El alcalde, Rubén García, espera aún noticias

El Grupo Alimentario austríaco Figlmueller tiene previsto reiniciar el proceso productivo de lo que fue la empresa Agua Palentina, en La Pernía, a partir de la primavera de 2019 y, además, con un aumento sensible de plantilla que podría llega a la veintena, según informaron a Diario Palentino fuentes del proceso. 
Las mismas fuentes indicaron el grupo austríaco actualmente se encuentra ultimando todos los detalles burocráticos después de llegar a un acuerdo el pasado verano con la empresa palentina East Atlantis Port, liderada por Conrado  Merino, que inicialmente se hizo a través de una subasta judicial con el único lote de la maquinaria de Agua Palentina, que también incluía la licencia comercial Fuentes de Lebanza, por un montante de 853.000 euros. 
La venta, con independencia del impuesto del IVA y el coste de la subasta, se ha producido prácticamente por el mismo precio de esta adquisición mediante subasta. Figlmueller, al parecer, tiene la intención de explotar la embotelladora de agua -aún se desconoce bajo qué denominación- con un importante desembolso económico para surtir la producción no sólo a su cadena de productos gastronómicos, sino también en otros mercados. De hecho, este mismo verano la empresa volvió a contratar seguridad y los químicos realizaron análisis de la calidad del agua para poder reabrir cuanto antes la factoría situada en San Salvador de Cantamuda.

Como ya publicó Diario Palentino en su momento, Conrado Merino explicó ayer que el acuerdo de venta se produjo «por el bien de Agua Palentina y el futuro de la empresa por cuanto el grupo austríaco, dedicado sobre todo a la restauración,  poseía las naves y los derechos de explotación y no estaba dispuesto a desprenderse de los mismos. Si ellos no vendían ni nosotros tampoco, el futuro de la firma Agua Palentina sería muy negro. En este sentido, creo que hemos dado un paso al frente por el bien de la entidad empresarial palentina». Como ya publicó este periódico, el adjudicatario final de la subasta, supervisada por la administración concursal, si quería conseguir el conjunto de la unidad productiva debía negociar y adquirir los derechos de explotación y las hipotecas de las naves a través del fondo irlandés Baracoa Holdings, que se convirtió en el principal acreedor de la compañía tras adquirir toda la deuda a la entidad bancaria Cajamar.  
Según la información aportada, el grupo austríaco había adquirido del fondo irlandés tanto los derechos de explotación como la propiedad de las naves industriales ubicadas en La Pernía y ahora, con esta adquisición, Figlmueller se ha hecho con la unidad productiva de Agua Palentina, que comercializaba Fuentes de Lebanza. La administración concursal comunicó el pasado mes de mayo el despido a los cuatro trabajadores que quedaban en la empresa antes de proceder a la liquidación definitiva de la firma, después de que la mercantil SH Distribución no afrontara finalmente en el plazo convenido el montante total para hacerse con la unidad productiva.
SH Distribución había presentado en su día un aval para adquirir la unidad productiva, aunque debía afrontar un montante cercano a los 2,1 millones de euros para formalizar oficialmente dicha compra, según el plan elaborado por la administración concursal.  
Sin embargo, transcurrido el tiempo convenido, incluidas las prórrogas solicitadas ante la autoridad judicial, la administración concursal liderada por el abogado vallisoletano Juan Barco tuvo que presentar en el juzgado un escrito por el que solicitaba la liquidación definitiva de la embotelladora. 
Por su parte, el alcalde de La Pernía, Rubén García, en declaraciones a Diario Palentino, señaló que la nueva empresa «aún no se ha puesto en contacto con el Ayuntamiento y, por lo tanto, no sabemos oficialmente qué intenciones tiene. Nosotros ya hemos mantenido una reunión con la Delegación Territorial de la Junta para tratar de impulsar este proyecto que sería bueno para la comarca».

Asimismo, hay que recordar que l Ministerio Fiscal ha solicitado provisionalmente dos años de cárcel para J.G.J.D y F.C.V. como presuntos responsables de un delito contra la Seguridad Social por, supuestamente, utilizar el capital de una sociedad para seguir con la actividad, incumpliendo el pago de las cuotas de los trabajadores de Agua Palentina. Ambos eran los socios únicos de la empresa que comercializaba Fuentes de Lebanza desde La Pernía, una empresa que finalmente cayó en concurso de acreedores y cuya unidad productiva ha sido adquirida por Figlmueller.