Pioneras en las aulas y ocultas por la historia

Rubén Abad
-
Pioneras en las aulas y ocultas por la historia - Foto: Á“scar Navarro

'Diarios de Libertad. Maestras y pedagogas de la II República' puede visitarse hasta el día 29 en la Casa Junco

La discontinuidad histórica tras la Guerra Civil produjo una orfandad genealógica donde se perdieron los referentes de la pedagogía republicana. Rescatar del olvido esa memoria implica el reconocimiento del papel transformador de las maestras republicanas, más allá de meras transmisoras de conocimientos. Y eso es precisamente lo que pretende la exposición Diarios de Libertad. Maestras y pedagogas de la IIRepública, que se puede visitar hasta el día 29 en la Casa Junco de la mano de la Universidad de Valladolid y la Federación de Servicios Públicos de UGT.
La muestra está formada por tres espacios temáticos en los que se van desvelando los nombres de maestras, profesoras y pedagogas republicanas que se insertan dentro de una genealogía docente (primer espacio) a través de la participación en grupos de sociabilidad femenina desde finales del siglo XIX hasta el período republicano y la Guerra Civil. 
El segundo espacio, bajo el título de Constelaciones, recoge la participación de profesoras, inspectoras y maestras en la difusión de metodologías innovadoras que tuvieron su florecimiento durante este período histórico. Junto con su implicación en los planteamientos de la Escuela Nueva, estas docentes intuyeron el papel transformador que la República les solicitaba. 
Algunas de ellas plasmaron ese auto-reconocimiento por escrito en diarios, anecdotarios y reflexiones personales al percibir la fuerza de la educación en la construcción de una ciudadanía más justa y equitativa. La identificación con los ideales republicanos hizo el resto, embarcándolas en proyectos como la Educación de Adultas y las Misiones Pedagógicas, como se puede ver en el tercer episodio De tuteladas pasaron a constructoras de ciudadanía.
Y es que Diarios de libertad es una metáfora, que representa y desvela la palabra, la reflexión, la evolución, la voluntad de intelectualizar el trabajo y la conciencia transformadora de estas profesionales de la enseñanza. «Desde esa propuesta, reivindicamos la primera persona, el protagonismo, la voz de cada maestra en su individualidad, y la intersubjetividad que enriqueció un momento de pensamiento y espíritu transformador», explican los promotores de la muestra.   
*Más información en la edición impresa y en la app de Diario Palentino.