Hamilton y Bottas se distancian

EFE
-

Los pilotos de Mercedes vuelven a demostrar en los entrenamientos libres del GP de Mónaco que están por encima de sus rivales

Hamilton y Bottas se distancian - Foto: VALDRIN XHEMAJ

El británico Lewis Hamilton y el finlandés Valtteri Bottas comandaron con holgura la segunda sesión de entrenamientos libres del Gran Premio de Mónaco de Fórmula Uno, en la que Mercedes se quedó tremendamente lejos de sus rivales.
Hamilton (1:11.118) y Bottas (1:11.199) tomaron distancia en la segunda ronda de entrenamientos en el Principado mientras que el alemán Sebastian Vettel dejó su Ferrari a 0.763 segundos de Hamilton en su giro más rápido.
Pierre Gasly (Red Bull), un sorprendente Alexander Albon (Toro Rosso) y Max Verstappen (Red Bull) se repartieron de la cuarta a la sexta posiciones, pero casi a un segundo del líder del Mundial.
Ese margen lo superan el danés Kevin Magnussen (Haas), el italiano Antonio Giovinazzi y el finlandés Kimi Raikkonen (Alfa Romeo). El joven monegasco Charles Leclerc cerró el top-10, con su Ferrari a +1.232 segundos de Hamilton.
Hasta 46 valiosas vueltas rodó en los Libres 2 el español Carlos Sainz, a quien McLaren dejó en blanco en la primera tanda por un problema en la batería.
El madrileño dejó su monoplaza en la decimotercera posición, tras su compañero, el británico Lando Norris. 

 

"Sin Niki me siento zomo un zombi"

El GP de Mónaco es el primero que el Gran circo vive sin Niki Lauda, una de sus leyendas, quien falleció el lunes en Zúrich. Uno de los más afectados por su pérdida es el director del equipo Mercedes, Toto Wolff, quien ha calificado los días posteriores a la muerte del austríaco como "terribles". "Me siento como un zombi. No hago más que mirar las fotos y me veo con lágrimas en los ojos cada media hora porque él ya no está aquí", apuntó.

Lauda, tres veces campeón del mundo de Fórmula 1, era el presidente del equipo. "No podemos mandarnos mensajes, no poder hablar con él durante el fin de semana, no poder recibir su opinión y haberle perdido como compañero es lo más difícil para mí", manifestó Wolff.