Tributo a los mejores

Carlos H. Sanz
-
Tributo a los mejores - Foto: Eva Garrido

Ginés Marín, El Juli, Antonio Prieto y Montalvo, premiados por su labor en el ciclo sanantolinero. Carlos Martín Santoyo recibió el premio a los valores taurinos, mientras El Regio, Pérez Villar y José M. González tuvieron una mención especial

El Teatro Principal reunió anoche a los triunfadores de la Feria de San Antolín 2018 en una gala pensada por y para los aficionados a la tauromaquia, y en la que destacaron dos nombres, el del diestro Ginés Marín y el del director de Grana y Oro, Carlos Martín Santoyo. 
Las  dos completísimas faenas que el diestro jerezano firmó en la tarde del 1 de septiembre de 2018 y que le hicieron merecedor de las tres orejas que le abrieron la Puerta Grande del coso de Campos Góticos, le alzaron como el gran triunfador de los sanantolines, como así lo atestiguó el galardón que recibió de manos de Ángeles Armisén, presidenta de la Diputación. «En la plaza de Palencia siempre he recibido el cariño de la afición, he disfrutado y me he sentido torero», aseveró Ginés Marín tras recibir los aplausos del numeroso público que asistió a la gala, que fue conducida nuevamente con buena mano torera por el periodista Mario González, de La 8 Palencia.
Un reconocimiento que el público palentino también brindó a Julián López El Juli, el artífice de la mejor faena de la feria, aquella que rubricó ante un toro de Zalduendo al que desorejó con justicia, tal y como recordaban los aficionados en la platea. El crítico taurino Manuel Illana recogió el premio en su nombre.
Igual de aplaudido fue Antonio Prieto, el picador de la cuadrilla de Antonio Ferrera, que recibió el galardón al mejor subalterno. «Para mí siempre es de agradecer estar en una feria de categoría con figuras y ganaderías de la talla como es la de Palencia», aseguró el premiado, que dedicó el galardón a Alain Bonijol, responsable de la cuadra de caballos a la que pertenecía el que montó la tarde por la que fue premiado.
Y como sin toros no hay fiesta  que valga, el hierro de Montalvo tuvo el honor de recibir el premio al mejor astado por Cantor, que en las manos de Ginés Marín dejó muestras de su bravura sobre el albero de Campos Góticos. No fue el único premio que  Juan Ignacio Pérez Tabernerorecibió en la noche de ayer, ya que Montalvo, su hierro, se hizo también acreedor del galardón a la mejor ganadería concedido por la Peña Taurina Palentina. «Tengo buena sintonía con Palencia y espero que en años venideros sigamos teniendo éxitos y lo podamos celebrar», sostuvo.
menciones. Hasta ahí los premiados, pero el cartel de la faena de anoche se completó con cuatro menciones de excepción. La más emotiva para esta casa, a Carlos Martín Santoyo. El director de Grana y Oro recibió el premio especial a la exaltación de los valores taurinos, un reconocimiento con el que la Diputación ha canalizado la unánime petición de los diferentes estamentos taurinos para reconocer su labor realizada en favor de los toros.
Félix López El Regio aceptó también la suya, y es que el matador de toros palentino fue el único diestro de la tierra que tomó la alternativa en los 120 años de historia de la vieja plaza de toros octogonal de la calle Felipe Prieto. Y no menos emotivo fue el reconocimiento, a título póstumo, al empresario taurino y hostelero José María González, que recogió emocionada su hija Nuria González. Muy justa fue también la mención al exdiputado Alberto Pérez Villar, ejemplo del buen aficionado, y que quiso compartir «con quienes acuden a las plazas, porque sin ellos no se puede mantener vivo el mundo del toro»
A todos ellos, Óscar Martínez de la empresa Martínez Flamarique (Casa Chopera), la organizadora e impulsora de esta gala, les brindó su enhorabuena. «Cada año, el público palentino siente más que la plaza es suya, como demuestra el incremento del número de abonados, y eso es importante porque la fiesta de los toros es cultura y debe ser cercana a la ciudad», aseveró, para agradecer «el cariño, atención e implicación» de la Diputación. 
Precisamente, la presidenta de la institución provincial, Ángeles Armisén, se felicitó porque la tauromaquia «siga más fuerte y viva que nunca». «En Palencia, nunca vemos los toros desde la barrera, sino que nos implicamos para defender la vida de una de las tradiciones que más nos identifica», señaló. Palabras que también hizo suyas el alcalde, Alfonso Polanco, quien destacó que « el esfuerzo por atraer a los más jóvenes es imprescindible para garantizar el presente del sector taurino; no solo ya el futuro», defendió. Entre los asistentes, José Rodríguez Sanz Pastor, secretario general de Cultura de la Junta, asentía y aplaudía. 
Por último, la gala sirvió también para presentar la nueva Asociación Cultural Taurina de Palencia, cuyo vicepresidente, Pedro González, explicó que «nace para apoyar a los toreros» en ciernes. «Somos un grupo de aficionados que quiere luchar por el fomento y la ayuda a la tauromaquia», sostuvo.

Tributo a los mejores Eva Garrido
Tributo a los mejores - Foto: Eva Garrido