Carnero apuesta por abrir más la industria a otros mercados

SPC
-

Vitartis celebra en la harinera Emilio Esteban de Renedo de Esgueva (Valladolid) su junta directiva en la que la banda ancha en todo el territorio se presenta como uno de los mayores retos de futuro

Junta directiva de Vitartis.

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, abogó hoy por que la industria agroalimentaria de Castilla y León se abra “mucho más” a los mercados exteriores, además de recurrir a nuevos modelos de promoción de los productos de la Comunidad, y de seguir contando con la trazabilidad, la calidad y el respaldo del origen como los “ejes fundamentales”. De esta forma, Carnero estimó que se podrá ser “más fuertes” en un mercado internacional en el que preocupa la inestabilidad de los mercados.

A juicio de Carnero, que hoy acudió a la junta directiva de Vitartis en la harinera Emilio Esteban de Renedo de Esgueva (Valladolid), esta será “la única manera” de hacer frente a esa inestabilidad, que es una de las principales preocupaciones del sector. El anuncio de los aranceles del Gobierno de Estados Unidos hace unas semanas impulsó el desarrollo de “una senda de trabajo” que ha dado como resultado la constitución de dos grupos de trabajo, uno relativo al queso y otro al vino, para hacer frente a este “reto tan importante” que además de “inesperado” se augura que se va a perpetuar en el tiempo.

Pese a estas dificultades, el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural se mostró convencido de que se salvarán estas dificultades gracias a la “fortaleza” del sector y al trabajo conjunto de las industrias agroalimentarias. “La crisis de 2007 nos puso en la necesidad de internacionalizarnos y ahora tenemos que abrirnos mucho más”, declaró Carnero quien insistió en que no es posible “poner todos los huevos en una única cesta”, sentenció.

Carnero puso de relieve la relevancia que tiene el sector agroalimentario para Castilla y León, al que garantizó que se seguirá respaldando desde el Ejecutivo autonómico como ya se viene haciendo. El consejero aludió a las ayudas a los préstamos a través del instrumento financiero que se pone a disposición de estas empresas en la actualidad; abogó por la inversión en materia de innovación e investigación, algo que se está haciendo a través del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (Itacyl) y de Vitartis. Pero también destacó el programa ‘Agrobecas’ para formar a los jóvenes “en todo lo que tiene que ver con la industria agroalimentaria” en colaboración con las universidades para incidir en el asentamiento de población y desarrollo económico de la Comunidad.

Al margen de estas preocupaciones uno de los “retos” que se ha convertido en “una obligación” para la junta es el despliegue de las nuevas tecnologías de banda ancha a lo largo de todo el territorio de la Comunidad. “Ahí estamos y vamos a seguir trabajando”, declaró Carnero, quien apostilló que este plan está ya poniéndose en marcha porque resulta “capital” para el asentamiento de población y el desarrollo de las personas.

Esta fue precisamente una de las principales peticiones de la presidenta de la Asociación de la Industria Alimentaria de Castilla y León (Vitartis), Beatriz Escudero, quien a pesar de la “buena acogida” de esta reclamación que se viene haciendo desde hace “mucho tiempo”, la entidad es consciente de las “dificultades” que supone la disposición de comunicaciones digitales en todo el territorio autonómico. “Si queremos un buen desarrollo del sector, necesitamos implantar estas herramientas tecnológicas que permitirán incidir en los objetivos de desarrollo sostenible”, explicó.

Al margen de esta demanda, también se requiere por parte de Vitartis de una “muy buena formación” para, de esa manera, no solo tener “las mejores herramientas” sino también contar en Castilla y León con “las mejores personas y los mejores equipos”, lo que constituirá la base para hacer del sector alimentario “un sector estratégico y del que nos sintamos tremendamente orgullosos”, apostilló.

Y al margen de estas materias, la innovación sigue siendo un referente en la actuación de Vitartis, conscientes de la situación actual en la que se prevé que en 2030 la población mundial roce los 10.000 millones de personas. “Tenemos que alimentarnos y tenemos los recursos que tenemos”, dijo Escudero, quien aclaró que todo lo que tiene que ver con la implicación con la sostenibilidad y los objetivo de desarrollo sostenible es un aspecto “estratégico” para Vitartis.

Escudero recordó que el modelo de industria que defiende Vitartis es el de una industria "socialmente responsable y comprometida con el desarrollo regional; y ahí tiene un papel fundamental el sector primario". En concreto, durante 2019 han entrado a formar parte de Vitartis seis empresas del sector primario: Agropecuaria La Serrota, Innoporc y Porgaor y las cooperativas Horcaol, Grupo AN y Anecoop, con lo que la Asociación supera los 120 socios. Con estas nuevas incorporaciones, ya son 30 las empresas que operan en este sector de actividad.



Las más vistas