El presupuesto de 2020 bajará a unos 77,5M€

Carlos H. Sanz
-

Habrá «ajustes y equilibrio» en el gasto corriente, pero serán «ambiciosos» para atender proyectos

El presupuesto de 2020 bajará a unos 77,5M€ - Foto: Sara Muniosguren

A finales de esta semana, esa es al menos su intención, el equipo de Gobierno de Cs y PP presentará el borrador del presupuesto de 2020, el cual rondará los 77,5 millones de euros, uno menos que el aprobado para 2018 y que sigue en vigor.  
Unas cuentas que se contraen «por los ajustes que se introducirán en el gasto corriente», pero que recogerán mayor inversión que en años anteriores, según detalla el primer edil, Mario Simón. 
«El Ayuntamiento va a hacer unos presupuestos que en la parte de inversión van a ser expansivos y ambiciosos porque tenemos que llevar a cabo varios proyectos del Edusi, pero que en la parte del gasto corriente buscarán el equilibrio y que cumpla la norma del techo de gasto, por lo que hay que hacer algunos ajustes», sentencia.
Esos ajustes son, precisamente, los que debatirán el equipo de la concejalía de Hacienda que preside el popular Luis Miguel Cárcel, con cada una de las áreas en las que si divide el gobierno de la ciudad. Reuniones que se están celebrando estos días y que culminarán con la presentación del borrador a la oposición, seguramente, el viernes.
«A lo largo de esta semana, el esqueleto del presupuesto va a quedar definido. Todos los concejales de cada área, junto con sus técnicos, tienen reuniones con la concejalía de Hacienda para dejar perfectamente definido el documento», explica Simón, que insiste en que será la primera vez que el Ayuntamiento tenga listas las cuentas del próximo año tan pronto.
Los primeros que tendrán una copia del borrador y con quienes el equipo de Gobierno de Cs y PP iniciará las negociaciones serán los otros tres grupos de la corporación municipal.
«Vamos a intentar que estas cuentas tengan el máximo consenso posible, y durante dos semanas se dará toda la información y se negociarán todos los aspectos tanto con los grupos políticos, a través de todas las comisiones como con los diferentes colectivos, asociaciones y sectores sociales», comenta Mario Simón.
«Este equipo de Gobierno, si algo tenía claro, era que el objetivo principal de estos primeros meses era el presupuesto de 2020. Nos comprometimos a sacarlos adelante antes que ningún otro mandato», recuerda el alcalde. De hecho, su intención es que las cuentas del próximo año estén aprobadas en noviembre, para que tras el período de exposición pública y de alegaciones estén plenamente vigentes desde el 1 de enero.
«Queremos que sean unos presupuestos claros y muy definidos, pero que cuenten con las aportaciones de todos. Para ello es fundamental que la información sea lo más clara posible», insiste Simón que, no obstante, no ha desvelado cómo se recortará el gasto.
«El Ayuntamiento no puede gastar más de lo que ingresa y tiene que ajustarse a la realidad económica en la que estamos, que no es tan buena como ya se ve en algunos sectores», sentencia.