Los cabezudos de Aguilar lucen nueva cara

A. Benito
-
Los cabezudos de Aguilar lucen nueva cara

El Ayuntamiento ha dejado en manos de Locu, director de la Escuela Municipal de Pintura, la restauración de las piezas

Unos cinco meses. Ese es el tiempo que le ha llevado al artista local, Jesús Díez Locu, restaurar los cabezudos de Aguilar de Campoo. Un símbolo de las Fiestas Patronales de San Juan y San Pedro que saldrá a la calle dentro de unos días luciendo nueva cara.
Y es que, tras pasar por las manos del también director de la Escuela Municipal de Pintura de la localidad norteña, Popeye, la Bruja, el Torero, Drácula, el Payaso, la Rata, el Pirata, el Dragón y el Demonio seguirán dando escobazos a grandes y pequeños, pero con una imagen renovada que, a buen seguro, no pasará desapercibida.
"Restaurar los cabezudos era uno de nuestros objetivos porque realmente lo necesitaban y ¿quién mejor que Locu para hacerlo?", indicaba hace unos días el concejal de Festejos, Diego Pérez, que también agradecía su intervención al artista local y avanzaba que, para el año que viene, "la intención es sustituir los trajes actuales". 
Este, por su parte, aseguraba que las piezas se encontraban "en muy mal estado", por lo que se ha tenido que llevar a cabo una restauración de urgencia. "Muchos de ellos tenían las estructuras partidas. Además, se les había saltado la pintura, por lo que he tenido que arreglarlos por dentro y por fuera", expresaba en declaraciones a los medios de comunicación.
Locu también desvelaba que cada cabezudo le ha ocupado unos 20 días de trabajo y señalaba al Dragón y a la Rata como las piezas en las que la transformación es más evidente. "Sin embargo, en todos hay un poco de cariño", apuntaba el artista a la vez que deseaba a los vecinos y visitantes de la localidad unas felices Fiestas Patronales.