Un viaje por el norte a través de sus danzas

A. Benito
-
Un viaje por el norte a través de sus danzas

El Grupo de Baile Tradicional Alto Pisuerga ofreció hace unos días en Cervera su actuación anual. El evento contó con la intervención del colectivo leonés P'arriba

Aunque son muchas las costumbres que unen a los pueblos de la Montaña Palentina, no es menos cierto que cada localidad tiene sus propios rasgos. Es, precisamente, esa variedad de identidades la que enriquece los valores sociales y culturales de la comarca norteña. Un territorio por cuyos rincones pudo viajar hace unos días el público cerverano gracias al Grupo de Baile Tradicional Alto Pisuerga. Y es que, en su afán por recuperar y difundir el folclore y la tradición de la zona norte de la provincia, el colectivo organizó en Cervera de Pisuerga su actuación anual.  
El evento comenzó con un pasacalles por las calles de la villa hasta la céntrica plaza Mayor en el que, además de la agrupación palentina, intervino el Grupo de Baile P’arriba, de Ferreras de Cepeda (León). "Primeramente, los compañeros leoneses hicieron la representación de una boda, de tal forma que, además interpretar la ronda y los cánticos tradicionales, mostraron bailes de diferentes puntos de su provincia", explica Juan Carlos Otero, director del Grupo de Baile Alto Pisuerga.
Acto seguido fue el turno del colectivo local que, como es habitual, invitó a los espectadores a hacer un recorrido por la Montaña Palentina de la mano de bailes tradicionales como los característicos de Brañosera, Aguilar de Campoo, La Pernía, el Valle Estrecho y, por supuesto, Cervera de Pisuerga. Una representación en la que el público pudo apreciar el buen hacer y el respeto a la tradición de ambos grupos, que lucieron la indumentaria tradicional propia de cada zona, en muchos casos con ropa antigua, y en otros con reproducciones de ella.
Como no podía ser de otra forma, la actuación finalizó con un baile conjunto entre los dos grupos con piezas de Ferreras y de Cervera, algo que dejó patente la buena relación de amistad que une a ambas agrupaciones. De hecho, antes de tener lugar el evento en Cervera, Alto Pisuerga participó hace algunas semanas en la localidad leonesa en las rondas tradicionales que cada año organiza P’arriba. 
FIELES A LA REALIDAD. Lejos de ser un grupo de coros y danzas al uso, el colectivo cerverano ha recopilado todos los testimonios posibles para recrear de la manera más fiel las vestimentas y costumbres de antaño.