Protegidos los restos romanos, se reanudan las obras

Carlos H. Sanz
-

Los huesos, las piedras de la vivienda y los frescos han sido trasladados al Museo Arqueológico

Protegidos los restos romanos, se reanudan las obras - Foto: Á“scar Navarro

En cuestión de días, la empresa Promueve Palencia reiniciará las obras de construcción de un edificio de cuatro plantas y 11 viviendas en el número 8 de la calle de Gil de Fuentes, una vez que los restos romanos hallados en el solar a principio de verano han sido estudiados, valorados y trasladados al Museo Arqueológico Provincial.
Así lo han confirmado a este periódico fuentes de la promotora, que han detallado que los estudios llevados a cabo por seis arqueólogos quedaron registrados en un informe que pasó por la Comisión de Patrimonio de la Junta de Castilla y León, la cual autorizó el inicio de las obras el pasado agosto. 
Con la licencia del Ayuntamiento ya concedida, Promueve Palencia, tramita en esos días la última documentación para iniciar las obras cuanto antes. De hecho, en el solar una excavadora espera a que los permisos estén listos para comenzar a trabajar.
El hallazgo arqueológico se produjo cuando la empresa constructora realizó la prospección del 10% de la superficie del solar a la que obliga la ley. Cuando aparecieron los restos, esa cata se amplió al 50% del solar, lo que permitió sacar a la luz los restos de una casa romana del siglo III, aproximadamente, pinturas murales y los restos de dos personas, una sepultada en el inmueble y otra que, al parecer, falleció cuando venció uno de los muros de la vivienda.
La anécdota de la excavación fue la aparición de lo que podría ser una pulsera de color verde -seguramente por el óxido del cobre- en uno de los huesos, la cual fue robada por uno o varios individuos.
Cuatro arqueólogos trabajaron en la casa y otros dos en recuperar los frescos, y todo lo que se ha hallado ha sido trasladado al Museo Arqueológico, donde seguirá siendo estudiado con el objetivo de ampliar la información sobre el pasado romano de la capital.
Todos los gastos, unos 40.000 euros, han corrido a cargo de la empresa constructora, que lamenta que no exista algún tipo de ayuda por parte de la Junta de Castilla y León cuando en una obra surgen descubrimientos de este tipo.


Las más vistas