Las fuerzas de seguridad controlan los desplazamientos

Alberto Abascal
-

Las fuerzas de seguridad mantuvieron ayer los controles en las calles y en las carreteras para que las directrices que emanan del estado de alerta se mantuvieran.

Las fuerzas de seguridad controlan los desplazamientos

Las fuerzas de seguridad mantuvieron ayer los controles en las calles y en las carreteras para que las directrices que emanan del estado de alerta se mantuvieran. Y no solo eso, sino que también controlaron desde primeras horas de la mañana que los accesos a los establecimientos alimentarios se llevaran a cabo con arreglo a las directrices.
En este sentido, el alcalde de la ciudad, Mario Simón, transmitió a la subdelegación del Gobierno, «con la que mantenemos una comunicación fluida y permanente», la necesidad de que Policía Local y Nacional colaboraran en el control de afluencia de supermercados y tiendas de alimentación, «para evitar las aglomeraciones que se han podido ver en las últimas jornadas, totalmente innecesarias ya que como se dijo el sábado, el abastecimiento está asegurado», y dejó claro que todas estas medidas se están adoptando, «con el apoyo unánime de los grupos municipales y en consonancia con las indicaciones que se nos transmiten por parte de los ejecutivos regional y central, a cuya disposición nos encontramos de forma total y absoluta».
Por otro lado, la Sociedad Cooperativa Agropal, con sede en Palencia, mantiene la actividad de la empresa al estar considerada de carácter esencial como integrante de la cadena alimentaria para asegurar el suministro de alimentos a la población y el bienestar animal.

PROTOCOLO. Agropal, constituida en 1971 y formada por más de 8.000 agricultores y ganaderos de Castilla y León y Cantabria, recuerda que los agricultores y los ganaderos deben seguir realizando su trabajo para alimentar a la población, por lo que no se pueden perder ni cultivos ni animales.
En esa labor de alimentar y proteger animales y cultivos, Agropal, a través de un comunicado, subraya que ha adaptado el protocolo que exigen las autoridades sanitarias, por una parte manteniendo a una parte de su plantilla en sus domicilios como reten disponible por si fuese necesario superar cualquier restricción normativa. Al mismo tiempo, se ha aprovisionado de las materias primas e inputs necesarios que garanticen la continuidad de la producción y suministro.