Se tomó la revancha

Alberto Moreno
-
Se tomó la revancha - Foto: Patricia González

Palencia Cristo Atlético pone fin a su mala racha

PEl Palencia Cristo rompió su mala racha de resultados a costa Burgos Promesas 2000 en un encuentro en el que los morados mostraron oficio. Tras una buena primera parte en la que asumieron el control, los visitantes se adelantaron con un zapatazo de Alvarito antes del descanso. Los burgaleses lo intentaron y estrellaron hasta tres balones en el poste, pero el bloque de Julio César siempre mantuvo la compostura y sentenció a la contra cuando el partido estaba agonizando. 
El Palencia Cristo Atlético  quiso el balón desde el principio. Su apuesta era clara y nunca renunció a ella, aunque el Burgos Promesas 2000 mostró su mejor versión en esta fase inicial del partido. Los naranjas no necesitan mucho para generar peligro y lo demostraron en el minuto 3. Moyano recogió un balón en la frontal y soltó un zapatazo que se estrelló en el poste izquierdo de la portería morada.
Esa ocasión parecía impulsar a los locales, quienes merodeaban el campo contrario con ganas de buscar las cosquillas al cuadro visitante. El equipo morado no se inmutó y siguió su plan a pesar de no tener ni el ritmo ni la profundidad deseada con el balón. El cuadro de Aguilera se sentía seguro porque el rival no enlazaba cuatro pases seguidos. Con todo, poco a poco los naranjas perdieron presencia ofensiva y el Palencia Cristo Atlético ganó confianza en sus acciones. Un centro chut de Dani Burgos en el minuto 12 fue de lo poco que salvó el conjunto palentino en esta fase. Eso sí, cada vez que apareció Alvarito el peligro aumentaba.

 

 

* Más información en la edición en papel y en la app de Diario Palentino