La sostenibilidad de las farmacias, afectada por los precio

E.M.
-

La bajada de precio hace que 1.290 medicamentos sean más accesibles para los pacientes, pero afecta al rendimiento económico de muchas oficinas, especialmente las ubicadas en el medio rural

La sostenibilidad de las farmacias, afectada por los precio - Foto: Eva Garrido

El pasado 1 de noviembre se redujo a nivel nacional el precio de 1.290 medicamentos que se dispensan en las oficinas de farmacia, como consecuencia de la entrada en vigor de la Orden de Precios de Referencia de 2019, publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el 13 de septiembre.
Esta medida, que se suma a la bajada que se aplicó en enero y a los ajustes que se producen mensualmente, tiene sin duda su repercusión en las oficinas de farmacia de la provincia. Para el presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Palencia, José Luis Nágera, «la reducción del precio de los medicamentos siempre es buena, pues hace que sean más accesibles para los pacientes, pero también tiene otros efectos no tan positivos».
Para Nágera, esta subida es «una gota más que incide en la sostenibilidad de las farmacias, pues afecta a su rendimiento económico», más «cuando hay muchas oficinas en pueblos pequeños, cuya única fuente de ingresos es a través de los medicamentos que prescribe el Sacyl». De esta manera, el responsable de los farmacéuticos palentinos insiste en que en el medio rural, el 80% de los dispensamientos procede de la sanidad publica, por lo que esta medida influye muy directamente.
Otra de las cuestiones que desde el Colegio Oficial de Farmacéuticos se argumenta es que, el hecho de abaratar los medicamentos, «hace que tengamos los precios más bajos de Europa, lo que provoca que, ante una situación de desabastecimiento, la industria farmacéutica priorice a otros países».
La entrada en vigor de la Orden de Precios de Referencia de 2019 reducirá la factura pública de medicamentos en más de 39 millones de euros, según los cálculos del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social recogidos por el Consejo General de Colegios Farmacéuticos.
«Esta muy bien que se ahorre, pero si los medicamentos no llegan al paciente, al final no va a ser efectivo», apunta José Luis Nágera. «Los profesionales ya estamos acostumbrados a este tipo de bajadas, pues son constantes», reconoce, aunque también tiene claro que «si esa es la única medida que pueden tomar, al final nos vamos a cargar la farmacia».
Desde el colegio palentino defienden que «hay otras maneras de contribuir a mejorar la eficiencia del sistema sanitario».
De ahí que Nágera haga referencia a la atención relacionada a la oficina de proximidad, a la incorporación de los farmacéuticos a los cribados o a la adherencia.
presentaciones. Por su peso en la reducción de la factura de farmacia comunitaria, destacan fármacos que han sufrido bajadas de hasta un 80% como, por ejemplo, los antiinflamatorios, antiglaucomatosos, analgésicos opioides o antisicóticos. Así, los diez principios activos con mayor impacto en la bajada representan el 89% de la reducción de la factura. Además, entre las presentaciones que bajan de precio se encuentran principios activos como el ibuprofeno, fármacos para el asma como el salbutamol, formoterol o la budesonida, antidepresivos como la duloxetina, anticonceptivos orales o medicamentos antisicóticos como la risperidona.
Hasta el pasado 1 de noviembre las farmacias han estado dispensando las existencias disponibles al precio anterior y, con la entrada en vigor de los nuevos precios, venden los medicamentos a precio rebajado, asumiendo la diferencia de las existencias que tengan en stock.
En 2020, el Ministerio de Sanidad calcula que podrá ahorrar 118,49 millones de euros. Las bajadas de precio afectarán a 16.454 medicamentos: 13.469 de los que se dispensan en farmacia y 2.985, en hospital.