El pregonero elogia la labor de los cofrades guardenses

Rubén Abad
-

El escultor leonés Manuel López Bécker pronuncia un emotivo discurso en la iglesia de Santa Bárbara

El pregonero elogia la labor de los cofrades guardenses

Guardo puede presumir de celebrar la Semana Santa más multitudinaria de la Montaña Palentina. Nueve días -desde el Sábado de Pasión hasta el Domingo de Resurrección- en los que las túnicas, los cirios, las cruces y los capuchones toman las calles de la localidad minera en ocho procesiones marcadas por la devoción y el sobrecogimiento religioso.
Una Semana de Pasión que ha colocado al municipio montañés en el mapa de Castilla y León gracias al trabajo constante, y muchas veces silencioso, de los 1.500 hermanos que dan vida a las tres cofradías existentes en el municipio: Virgen del Carmen y Santo Cristo del Amparo, Virgen de la Soledad y Santísimo Cristo de las Cinco Llagas y Nuestro Padre Jesús Nazareno y Santo Sepulcro, las dos últimas penitenciales.
Así lo destacó ayer durante su pregón el escultor leonés Manuel López Bécker, quien dejó aparcadas la espátula y la gubia para demostrar que es un gran artista que también sabe defenderse bien con el papel y los versos.
«Las cofradías han dado un nuevo sentir a estos días en vuestra localidad. Sois herederos de una tradición en la que las procesiones han salido de los templos para que Jesús y la Virgen se paseen por nuestras calles y plazas, para hacernos meditar y pensar», afirmó durante la alocución con el que se dio el pistoletazo de salida a los actos religiosos en Guardo.

*Más información en la edición impresa y en la app de Diario Palentino.