Herrera apuesta por la horticultura como terapia

DP
-
Herrera apuesta por la horticultura como terapia

La Residencia Municipal Nuestra Señora de la Piedad cuenta desde hace unos días con un nuevo jardín terapéutico

Promover la participación social, rehabilitar y hacer accesibles los espacios comunitarios e impulsar el voluntariado y el respeto por el Medio Ambiente. Esos son los criterios bajo los que se ha creado el nuevo jardín terapéutico de Herrera de Pisuerga. 
El espacio, ubicado en la parte trasera de la Residencia Municipal Nuestra Señora de la Piedad, es el resultado de un proyecto impulsado por el Ayuntamiento, la empresa local Viveros Pisuerga, el equipo de voluntarios de la Cruz Roja, el Centro de Acción Social (CEAS), el equipo de promoción de la autonomía personal de los Servicios Sociales de la Diputación y de Fidel, un hortelano de la localidad.
"El diseño está basado en los jardines terapéuticos de Karin Palmolf, según el modelo escandinavo de bienestar", explican desde el consistorio herrerense a la vez que indican que el objetivo principal es que esta nueva dotación sea utilizada tanto por los usuarios de la residencia, como por los participantes en el programa de ocio inclusivo de la institución provincial.
Con respecto a sus beneficios, este espacio ajardinado y delimitado facilita el desarrollo o el mantenimiento de las habilidades físicas y cognitivas, mejora las sociales y psicológicas, promociona la autonomía, estimula los sentidos y aumenta la autoestima.
En lo referente a su distribución, el jardín terapéutico cuenta con una zona de trabajo, un espacio para las actividades hortícolas tradicionales, plantas ornamentales y aromáticas, un circuito de paseo, una zona de compostaje y almacenamiento de herramientas y otra de descanso.