Las réplicas de los capiteles se integran en el ROM

DP
-

El centro expositivo ha programado para el próximo día 26 una jornada de puertas abiertas con visitas guiadas. El evento tendrá lugar en plenas fiestas patronales de la villa galletera

Las réplicas de los capiteles se integran en el ROM

Las réplicas de los capiteles de los monasterios de Santa María la Real y San Pedro de Valdecal que se crearon con motivo de Mons Dei y cuyos originales están en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid, pueden verse ya en el ROM, donde fueron depositadas hace unos meses por la Fundación Edades del Hombre, tras la solicitud de la Dirección General de Patrimonio de la Junta de Castilla y León a raíz de sendas resoluciones del Senado y las Cortes regionales.
Para facilitar la visita, el próximo miércoles, 26 de junio, coincidiendo con las Fiestas Patronales de Aguilar de Campoo, los responsables del centro expositivo han organizado una sesión de puertas abiertas. "Nuestro objetivo es que tanto vecinos como visitantes puedan ver las piezas", asegura César del Valle, coordinador del ROM, quien también recuerda que se trata de tres réplicas: dos procedentes del cenobio aguilarense y otra de la desaparecida Granja de Valdecal.
El evento se extenderá de 18 a 20 horas, con visitas guiadas a las 18, 18,30, 19 y 19,30 horas. "Queremos que el público no solo disfrute con la contemplación de los capiteles, sino que también pueda conocer su historia", continúa del Valle. Igualmente, desde la Fundación Santa María la Real explican que las tres piezas se han integrado en el discurso expositivo del ROM, de tal forma que quienes así lo deseen ya pueden verlas en la antigua sacristía del monasterio junto a otros originales y reproducciones. 
EXCELENCIA TRIPADVISOR. El espacio está, además, de enhorabuena, puesto que ha conseguido renovar el certificado de excelencia Tripadvisor que logró en 2018 gracias a los positivos comentarios de los viajeros en la web. 
"Nos alegra mucho recibir las opiniones y valoraciones de las personas que nos visitan, sobre todo cuando son positivos y también cuando son críticos, porque nos ayudan a mejorar y a seguir trabajando para mostrar la historia, el patrimonio y el románico desde la emoción, el entretenimiento y la educación", apunta del Valle.