Diputación aporta 16M€ para el fomento del empleo rural

Rubén Abad
-

El programa específico de Promoción Económica y Empleo ha experimentado una subida del 11% en el último trienio hasta los 4,4 millones. Las ayudas llegan cada año a 500 desempleados

Diputación aporta 16M€ para el fomento del empleo rural

El Consejo Provincial del Diálogo Social analizó en su reunión de ayer celebrada en la Diputación las líneas principales del presupuesto de la institución de 2020 encaminadas al fomento del empleo y de la actividad económica en el medio rural. Al término de la reunión, la presidenta, Ángeles Armisén, calificó el consejo como «un foro muy válido para intercambiar ideas e inquietudes, en el que trasladamos a los agentes sociales las líneas principales del presupuesto para este año y, de modo más pormenorizado, los programas que inciden en el fomento de la economía y el empleo».
En ese sentido, el programa específico de Promoción Económica y Empleo ronda en 2020 los 4,4 millones de euros y ha experimentado una subida del 11 por ciento en el último trienio, según manifestó la presidenta. El diputado del área y vicepresidente primero, Luis Calderón, explicó que las diversas políticas de su departamento llegan cada año a medio millar de personas desempleadas, entre ayudas, subvenciones, cursos, programas formativos en colaboración con el Fondo Social Europeo. Destacó, asimismo, la importancia de la convocatoria anual de ayudas para creación de tejido productivo en el medio rural, que benefician cada ejercicio a 50 empresas y contribuyen a crear o consolidar cada año en torno a un centenar de empleos en los pueblos.
Una de las cuestiones abordadas en el consejo fue la evolución del empleo y del paro. Al respecto, Armisén valoró que se acumulan seis años consecutivos con descenso del desempleo. Según la Encuesta de Población Activa (EPA), el pasado año la provincia bajó de los 7.500 parados de promedio, situándose la tasa de paro en el 10,5 por ciento, punto y medio menos que en 2018, y por debajo de las tasas regional (11,6 por ciento) y nacional (14,1 por ciento) en 2019. Los 7.450 parados que estima la EPA en 2019 sitúan a la provincia cerca de los niveles de desempleo previos a la crisis (7.300 parados EPA en 2008) y lejos de los cerca de 17.000 que Palencia, según esa misma encuesta, alcanzó en el peor ejercicio de la recesión (16.900 desempleados, promedio EPA 2013).
En la provincia se han generado durante este período de recuperación unos 6.000 empleos netos, al pasar de los 58.350 ocupados (EPA 2014) a los 64.400 ocupados que se alcanzaron en 2017. Sin embargo, según destacó ayer la presidenta, en los dos últimos ejercicios -2018 y 2019- se observa un frenazo en la creación neta de empleo, con cifras estabilizadas en torno a los 64.000 ocupados, con ligeras variaciones al alza o a la baja por la estacionalidad. 
PRESUPUESTO «PRUDENTE»

A renglón, seguido Armisén afirmó que «estos síntomas de desaceleración se deben al entorno político y económico inestable», al tiempo que subrayó que ese contexto y «la ausencia de presupuestos del Estado y de la comunidad autónoma nos han obligado a elaborar para 2020 un Presupuesto de la Diputación prudente, con un incremento global del 0,2 por ciento». La presidenta indicó que «esa prudencia ha permitido, por ejemplo, que la institución haya podido asumir con fondos propios la obligación del pago a su plantilla de las subidas retributivas aprobadas para todos los empleados públicos, en ausencia de Presupuestos del Estado que transfiera recursos para ese fin».
Armisén destacó, por último, que el Presupuesto de la Diputación para 2020 se ha alineado por primera vez con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 de la Organización de Naciones Unidas (ONU).