scorecardresearch

Dani García lanza su propio videojuego

EFE
-

El título estará ambientado en algunos de los restaurantes del chef y propondrá al usuario que se convierta en un viajero que explore y aprenda sobre la cocina regional española en cada una de sus aventuras

Dani García lanza su propio videojuego

El cocinero marbellí Dani García lanzará su propio videojuego para móviles, que será parte de la competición deportiva de eSports de eGoGames y estará disponible para Android y IOS, en el que los participantes deberán demostrar sus habilidades culinarias para conseguir como premio degustar sus platos.

El juego estará ambientado en algunos de los restaurantes del cocinero -Lobito de Mar, Leña y BiBo- y lo ganará el jugador que demuestre la mayor habilidad en la cocina o llevando pedidos de comida a domicilio en las ciudades de Madrid, Barcelona y Marbella, según un comunicado de la promotora del videojuego.

Inscripción gratuita a las competiciones, sin anuncios y un enfrentamiento en igualdad de condiciones para que ambos contrincantes tengan las mismas posibilidades de ganar es lo que permite el software eSports.

El premio para los ganadores de los torneos será una degustación en persona de algunas propuestas de los restaurantes de Dani García o desde casa con La Gran Familia Mediterránea, su servicio de comida a domicilio.

"Desde que nos lo propusieron nos pareció una idea fantástica para demostrar una vez más que estamos a la vanguardia de todo en la cocina", dice quien cerró su restaurante con tres estrellas Michelín en Marbella para llegar a un público mayor y en todo el mundo a través de su cocina expresada en distintos restaurantes.

Dani García se suma en la iniciativa de unir gastronomía y videojuegos al cocinero Diego Gallegos, con una estrella Michelín en Sollo (Fuengirola, Málaga), quien ya está desarrollando su videojuego que introduce la gastronomía en este sector del ocio en colaboración con la Escuela Superior de Videojuegos y Arte Digital de Málaga.

Este videojuego propondrá al usuario que se convierta en un viajero que explore y aprenda sobre la cocina regional española en cada una de sus aventuras, de forma que sea, según explicó Gallegos, "un juego de verdad, entretenido y divertido, aunque educativo a la vez".