Sarrión defiende tasas universitarias gratis en 2030

SPC
-
Sarrión defiende tasas universitarias gratis en 2030

Propone un 15% de rebaja el primer año de legislatura, becas de residencia que cubran todos los gastos anuales del estudiante y apoyo decidido a la investigación

El candidato de IU-Castilla y León en Marcha a la Junta, José Sarrión, defendió hoy que en Castilla y León se recuperen a medio plazo las tasas universitarias más bajas del país y que se logre la gratuidad total de este tipo de enseñanza pública en 2030. “Hay que caminar en esta dirección como marca la proposición no de ley aprobada por unanimidad en las Cortes que recogía una vieja demanda nuestra, ya que la Comunidad entró en la crisis económica con las tasas más baratas de España y salió de ella con la más caras”, puntualizó.

Por ello, criticó que en el peor momento del país los poderes públicos no apoyaran a los estudiantes universitarios “cuando hubiera sido lógico protegerles, actuando en sentido contrario y realizando una subida irracional de tasas que puso en peligro a la universidad pública”. En su opinión, el gran “impacto social y económico” que genera esta institución académica “hace que muchas personas vivan directa o indirectamente de ella”.

En esta línea calificó de “absolutamente aberrantes” las tasas universitarias de Castilla y León al compararlas, como ejemplo, con lo que se paga un curso en Medicina en una comunidad limítrofe como Galicia, con 835 euros, frente a los 1.724 euros que cuesta en Valladolid o Salamanca.

“Es más del doble y planteamos más inversión en la cuatro universidades públicas relacionada con la caída progresiva de las tasas, con un 15 por ciento menos el primer año de legislatura tal y como prometieron las Cortes y se quedó en el cinco por ciento. Se trata de recuperar en poco tiempo las tasas más baratas del país y que en el horizonte de diez años sean totalmente gratuitas”, aseveró en declaraciones recogidas por Ical.

Sarrión consideró que todo ha venido aparejado por una caída de la inversión en la cuatro universidades públicas “ya que la Junta en este momento solo financia el 75 por ciento del coste de los salarios del profesorado e investigadores y por ese motivo sube las tasas universitarias, con una infrafinanciación clara y unos recortes cada vez más pronunciados”.

Además, se lamentó “del abuso” de la figura del profesor asociado precisamente por que, tal y como apuntó, “no hay dinero para llevar a cabo contrataciones como deberían producirse de ayudante doctor o contrato doctor titular, etc”, al tiempo que lamentó que se tenga que recurrir tanto al profesorado asociado “para sacar adelante las asignaturas”.

Para el candidato a la Junta el “planteamiento social y ético” que defiende la coalición política que representa en su programa electoral se centra en poder conseguir a largo plazo “un sistema educativo totalmente gratuito desde el ciclo de 0 a 3 años con suficientes plazas hasta la enseñanza universitaria y la educación de adultos”.

Becas escasas

En cuanto a las becas, Sarrión incidió en las denominadas de residencia durante un curso completo para los estudiantes universitarias, con una ayuda de 1.600 euros. “Con eso es imposible vivir y se trata de una tomadura de pelo. Por ello planteamos que se aporte el coste total de la manutención total, ya sea en residencias públicas o con ayudas directas, y también que se ayude al pago de libros de texto y el coste de materiales. El primer año de legislatura debería triplicarse el presupuesto de becas”, dijo.

En ese sentido, consideró que cuando un alumno se ha ganado una beca es por no haber superado el nivel de renta establecido y por que sus notas han sido brillantes. “Ya que se han cumplido unos estándares, que deberían bajarse, lo que tiene que hacer la administración pública es financiarle completamente a ese alumno la educación y no hacer engañifas con una mínima y pequeña ayuda. Sin familia que le respalde o un trabajo de fin de semana es imposible costearse el resto”, arguyó.

Finalmente, José Sarrión se refirió al apartado de la investigación universitaria y reclamó un apoyo decidido. “En las cuatro universidades públicas hay serias dificultades para investigar y estamos perdiendo una oportunidad de oro, cuando son la herramienta que puede permitir a Castilla y León un buen desarrollo económico e industrial. Para ello esos miles de investigadores que tienne que marchar fuera cuando terminan becas del ministerio, tendrían que quedarse con programas financiados por la Junta en distintos ámbitos”.

Defender la universidad pública

Por su parte, la profesora universitaria y exvicerrectora de la Universidad de Valladolid, Rocío Anguita, dijo que el sistema de tasas y becas de las cuatro universidades públicas de la Comunidad “es bastante preocupante y deficiente”. En esta línea consideró que no se está apostando por esta enseñanza superior y “sigue muy controlada por la Consejería de Educación y se impide que se implanten los estudios que se están demandando”.

Además, denunció que la financiación global “es claramente insuficiente”y que el apoyo a la innovación, desarrollo e investigación (I+D+i) es muy escaso “cuando es clave tenerlo en Castilla y León para impulsar su desarrollo”, al tiempo que criticó que los apoyos a los grupos de investigadores “estén estancados y se necesita consolidar los equipos y mejorar los proyectos en marcha para beneficiar a esta comunidad autónoma”.

Finalmente, reclamó una “apuesta decidida” desde la Junta por las cuatro universidades públicas de la Comunidad “que se son un activo muy importante y se las está dejando morir poco a poco”, frente a la existencia de cinco universidades privadas “donde casi se imparten ya más títulos que en las públicas”.