La presión pudo con el Physiorelax Palencia RC

Alberto Moreno
-

La derrota ante el USAL le apea de poder jugar la fase de ascenso a División de Honor B

La presión pudo con el Physiorelax Palencia RC - Foto: Sara Muniosguren

Presión y bloqueo inicial, una defensa imperial tras el sorprendente y adverso inicio, una precipitada salida en la segunda parte buscando una remontada que tuvieron al alcance de su mano, y un final a la desesperada buscando el imposible. Así se puede resumir la final de consolación de la Liga Norte y la opción desperdiciada del Physiorelax Palencia Rugby Club de jugar la fase de ascenso a División de Honor B.
Cayó el cuadro morado sin hacer su mejor encuentro de la temporada y por el menor acierto que el USAL a palos. Cuando no se puede entrenar con ellos es difícil patear con acierto, como lo sería anotar desde la línea de personal en baloncesto si no se entrena con canastas.
La puesta en escena de los morados fue horrible, atenazados por los nervios y la presión de jugar en casa, salieron los de Javi Garrido bloqueados. Salamanca pronto logro su primera marca y tomó todavía más confianza. Los charros ya sabían lo que era ganar en este escenario. Con el marcador en contra, los morados se atenazaron si cabe aún más, perdiendo balones a la mano relativamente fáciles que provocaron letales contras con ensayos. Los nervios estaban pasando factura y antes de llegar a los quince minutos el marcador era 0-19.
Pero si hay una virtud que caracteriza al equipo morado es que nunca se rinde. Apoyado por su fiel púbico, despertó de la siesta, perdió los nervios y se lanzó a por la remontada. Hasta el punto de no volver a pasar los visitantes del medio campo, gracias a una defensa monumental. Asier anotaba el primer ensayo y Bartolo no lo rubricaba. Pese a contar los universitarios con un equipo muy físico, los palentinos no dejaban salir el oval de la 22 charra. 

* Más información en la edición en papel y en la app de Diario Palentino