El 25% de infectados de VIH se contagió con menos de 30 años

David Alonso
-

La Comunidad mantiene la tendencia descendente iniciada hace una década en el número de nuevos casos, donde los positivos relacionados con encuentros sexuales acaparan el 87% del total

Imagen de una prueba de diagnóstico de VIH. - Foto: Samanta Rioseras

Lejos, muy lejos, queda ya la oscura época en la que elVIH se convirtió en un asunto de Estado. Los avances médicos y sociales han permitido mantener a raya una enfermedad de la que se han contagiado en Castilla y León 1.131 personas desde 2009. De hecho, la Comunidad lleva varios años experimentando una tendencia decreciente y ha pasado de los 170 casos nuevos registrados en 2011, a los 91 de 2017, último curso con datos oficiales cerrados. Además, tal y como sostienen los expertos, el cambio de paradigma ya es total desde hace años, y en la actualidad la principal causa de contagio en la Comunidad son la relaciones sexuales, tanto homosexuales como heterosexuales, y que en 2017 estuvieron detrás de ocho de cada diez nuevos positivos.
Sin embargo, resulta llamativo que, a pesar de que la edad media de contagio del virus de la inmunodeficiencia humana en la Comunidad ronda los 40 años (38,9), casi uno de cada cuatro positivos se produjo antes de los 30. Según los datos que maneja la Consejería de Sanidad, y que publica anualmente, incluso dos casos se produjeron en bebes de Ávila y Valladolid, que recibieron la enfermedad de su madre. Desde la Consejería alertan de los «diagnósticos tardíos» que se producen de VIH y sida, y alertan del «importante número de personas diagnosticadas anualmente que no son conscientes de estar infectadas con elVIH en el momento de ser diagnosticados de sida, detectándose en el mismo año la infección por VIHy por sida».
Una situación que, recalcan, impide el «abordaje de la infección», dejando «a una importante proporción de personas afectadas sin el beneficio de los tratamientos actuales y las ventajas del diagnóstico precoz en término de ganancia de calidad de vida, además de la prevención de la transmisión a otras personas».
sida. Precisamente, los casos de sida en Castilla y León también están en mínimos históricos y la incidencia anual de casos está estabilizada alrededor de 30 casos por cada 100.000 habitantes desde 2011. El síndrome de inmunodeficiencia adquirida -que es un estado avanzado de la infección por VIH- tiene diagnosticados enCastilla y León a 3.151 personas desde el primer positivo en la Comunidad en 1982, aunque lejos queda ya aquellos años en los que la región contabilizaba más de 200 positivos cada curso, y en los últimos cursos los positivos rondan la veintena anuales. 
«Las personas que tenían prácticas de riesgo relacionadas con compartir material de inyección para el consumo de drogas eran las más afectadas en los primeros años de la epidemia, pero ahora los nuevos casos de sida está relacionados con las prácticas sexuales tanto heterosexuales como homosexuales sin protección», aseguran desde la Consejería de Sanidad, que detallan que la edad de los nuevos casos de sida se ha ido incrementando año tras años. Así, en los últimos años, el 70 por ciento de los nuevos positivos tenía más de 40 años, aunque hay más de 280 casos de personas mayores de 50 y 53 en mayores de 65.
Diagnóstico tardío

Desde la Consejería de Sanidad ponen el acento el diagnóstico preventivo como forma de controlar la enfermedad y mejorar la calidad de vida de los pacientes, toda vez que en 2017 -último curso con datos oficiales-, el 65 por ciento de los nuevos casos de sida confirmados en Castilla y León llevaban más de una década, de media, infectados. «Debemos disminuir el retraso diagnóstico en los nuevos casos de sida, fomentando la realización del diagnóstico», concluyen desde Sacyl.