scorecardresearch

«El Palencia Cristo es un grupo extraordinario»

David Correia
-

El segundo fichaje del Palencia Cristo Atlético valora positivamente su llegada al equipo morado y se muestra confiado de cara a la próxima temporada, en la que los de Rubén Gala debutarán en Segunda RFEF después del ansiado ascenso

«El Palencia Cristo es un grupo extraordinario» - Foto: Óscar Navarro

Erik Polanco (Bergara, Guipúzcoa, 23-01-1993) se incorpora al Palencia Cristo Atlético para ayudar al equipo palentino en su estreno en la Segunda RFEF. Se trata de un futbolista polivalente, que se puede desempeñar en la defensa y el ataque de ambas bandas. Es bueno técnicamente, con un gran disparo y buen posicionamiento para las labores defensivas.

Semanas después de su fichaje, ¿ya está asentado en la ciudad?

Sí, voy poco a poco. Llegué el martes 13 y me encuentro bien. Lo peor quizá sea el calor. Yo vengo del País Vasco, donde las temperaturas suelen ser más frescas. Aunque también estuve viviendo en ciudades como Valencia en las que eran muy elevadas. Pero aun así es lo que más me está costando.

¿Le resultó complicado tomar la decisión de hacer las maletas para Palencia?

La verdad es que no. Mi agente me transmitió que había un gran interés del Palencia Cristo por ficharme. Eso me gustó mucho. Tuve una llamada de un cuarto de hora con el entrenador y me comunicó que le gustaría contar conmigo. Que se interesaran de esa forma por mí hizo que la decisión fuese más fácil de lo que pudiera parecer.

Ya ha entrenado con el equipo, ¿cómo ha sido su proceso de adaptación?

Muy bueno. Siempre que llegas nuevo a un sitio es un poco difícil todo el tema de aclimatarse a un estilo de juego, compañeros y técnicas nuevas, pero todo va sobre ruedas ahora mismo.

¿Cómo es su relación con sus nuevos compañeros?

Muy buena, me he encontrado con un grupo de una calidad humana extraordinaria. Desde el primer día que llegué todos se han interesado por mí. Me dieron la bienvenida, se ofrecieron para enseñarme la ciudad y me dijeron que estaban para cualquier cosa que necesitara. Es de agradecer cuando llegas a una ciudad nueva y no conoces nada.

¿Se lleva mejor con alguien en especial?

Dentro del vestuario no. Somos compañeros y me llevo bien con todos en general. Fuera del campo, en la intimidad, con los que paso más tiempo son con Josua Pérez y Alfredo Sualdea, ya que comparto piso con ellos y al final pasamos mucho tiempo juntos. Con ellos seguramente sea con los que comparto más cosas.

En cuanto a su trayectoria deportiva, cuanto menos es diversa...

Yo estuve diez años en la cantera del Athletic, desde los nueve hasta los 19. Estoy muy agradecido porque entré siendo un niño que no sabía nada y salí siendo un jugador dispuesto a jugar donde me requiriesen. Fue una salida triste porque no es de agrado que te llamen para decirte que van a apostar por otros jugadores antes que por ti. Pero cuando salí de Lezama me di cuenta del verdadero fútbol, de que no todo rodaba en torno al Athletic y que había mil posibilidades más. A  partir de ahí he ido pasando por los demás equipos en los que he estado. Cuando jugaba en Bilbao estuve cedido en el Elgoibar. Y ya luego, cuando salí, he estado en el Leioa, en la Penya Deportiva Santa Eulalia de Ibiza, en el Atlético Saguntino, en el Arenas Club de Getxo y el equipo del que procedo, el CD Manchego Ciudad Real. 

Ha disputado seis temporadas en Segunda B, un total de 172 partidos. ¿Se ve diferencial en el vestuario?

Para nada. Yo no me creo superior a nadie por haber jugado tantas temporadas en Segunda B. Todo lo contrario. Vengo a aprender  de mis compañeros y a empaparme de las cosas positivas que puedan aportarme. También a ayudarles en lo que pueda con la experiencia y todo lo que he cosechado durante tantos años en el mundo del fútbol. Pero no soy superior a nadie por ello.

¿Viene a cubrir una banda en concreto o Rubén Gala utilizará su polivalencia?

Hablé con el míster y le expliqué que puedo jugar tanto de lateral como de extremo en las dos bandas, izquierda y derecha. A veces, que el entrenador pueda elegir dónde colocarme, es un desahogo para él, así que espero que en el Palencia Cristo Atlético sea así. Todavía no sé la posición que voy a ocupar en el equipo, creo que Gala podrá optar por alinearme donde él considere que es lo mejor para todos. Lo que sí puedo asegurar es que pueden contar con toda la entrega que pueda ofrecer.

¿Cómo ve las aspiraciones del equipo para la próxima temporada?

Aún es pronto para pronosticar nada. No hemos podido entrenar todavía todos juntos por los positivos que hemos tenido en la plantilla, por lo que en este momento aún no hemos visto como funcionamos con la plantilla al completo. Además, en el grupo que nos ha tocado para competir la próxima temporada no hay rival fácil. El camino a seguir trata de enganchar buenas dinámicas que nos permitan encadenar buenas rachas de resultados para poder escalar posiciones e ir creando un colchón de puntos para respirar tranquilos. Ahora lo que tenemos que hacer es prepararnos bien para lo que viene en el futuro. Que el míster nos dé el modelo que quiere traspasar al campo y nos adecuemos a él.

¿Le han enseñado ya La Nueva Balastera?

Sí, el día que llegué me mostraron todas las instalaciones del club. Yo he jugado en escenarios como Son Moix, del Mallorca, el Martínez Valero, del Elche, el Rico Pérez, del Hércules, o el Helmántico de Salamanca. Incluso así me parece que La Balastera es un estadio increíble. Tengo muchas ganas de poder jugar allí. cuanto antes.