Aprobado en limpieza, pero suspenso en excrementos

E.M.
-

Los palentinos dan una puntuación de 62 sobre 100 a la capital, lo que supone un descenso respecto a los datos obtenidos hace cuatro años en el informe elaborado por la OCU a nivel nacional

Aprobado en limpieza, pero suspenso en excrementos - Foto: Eva Garrido

Todo el mundo quiere vivir en una ciudad limpia, pero no siempre consigue hacerlo en el que sería su espacio ideal. Un estudio de la organización de consumidores OCU sitúa a Palencia en el puesto número tras elaborar un informe en el que ha analizado los servicios municipales de limpieza de sesenta ciudades españolas.
La capital palentina obtiene una puntuación de 62 sobre 100, obteniendo su mejor nota en contaminación, con 73 puntos, mientras que en excrementos la puntuación se ha quedado en los 41, suspendiendo en este campo.
Según el informe, la situación ha empeorado en los últimos cuatro años en la ciudad, ya que a día de hoy la puntuación media de limpieza ha bajado cuatro puntos respecto al último estudio realizado en 2015. Para elaborar el estudio, la organización ha analizado como indicadores de limpieza los excremento caninos, las pintadas, la presencia o ausencia de contenedores y la existencia de lugares especialmente sucios.
Oviedo es la ciudad española donde sus vecinos se muestran más satisfechos con la limpieza de su ciudad, según la OCU, que indica que Bilbao y Vigo completan el podio de las localidades más limpias, mientras que Cuenca, Alcalá de Henares (Madrid), Alicante y Jaén son las peor situadas en la lista en esta materia.
El estudio, que ha sido elaborado en función de los datos proporcionados por ayuntamientos y 5.260 encuestas ciudadanas, revela que Burgos, en el noveno puesto, y Segovia, en el décimo, son las dos capitales castellanoleonesas que se sitúan entre las ciudades mejor puntuadas por sus habitantes en este sentido.
Se refleja que los excrementos de los perros son el factor más influyente en la percepción de la ciudad como un lugar sucio, lo que en algunas ciudades como Ávila, Madrid y Lérida supone multas de hasta 3.000 euros. Los excrementos caninos, el botellón, los mercadillos y los barrios de la periferia son algunos de los puntos negros de las ciudades, pero el porcentaje de encuestados que los destaca ha bajado del 43% al 32%.
Además, el informe subraya que Bilbao es, con diferencia, la ciudad que más ha mejorado en los últimos 24 años en el grado de satisfacción de sus vecinos al haber crecido 31 puntos en este tiempo y haber pasado de un suspenso a un notable alto.

 

Lea la noticia ampliada en la edición de papel o en kiosko.diariopalentino.es