La Oscyl apuesta por el equilibrio y la interdisciplinaridad

SPC
-
La directora general de Políticas Culturales, Mar Sancho, y el director artístico y técnico de la Oscyl, Jordi Gimeno, presentan la programación. - Foto: Ical

La formación viajará a Omán para acompañar a Chick Corea en dos conciertos a finales de año, y ofrecerá a sus abonados 24 programas con 15 directores y 21 solistas

Equilibrio es el lema elegido por la Orquesta Sinfónica de Castilla y León para la temporada 2019-2020. Un término con el que condensan la apuesta realizada por la formación por compensar en su programa la presencia de piezas clásicas con composiciones nuevas (hay hasta tres estrenos internacionales), combinando además la aparición de grandes figuras (como Slatkin, Steinberg o Guérguiev) con el protagonismo de jóvenes talentos, a la vez que intentan preservar un equilibrio tanto en el ámbito territorial (la OSCyL ofrecerá 49 actuaciones lejos de su sede) como social (el área socieducativa de la formación ya trabaja en las nueve provincias de la Comunidad).

La fusión con el jazz será otra de las señas de identidad de un programa en el que aparecen creadores clave de la música latina contemporánea como el clarinetista y saxofonista cubano Paquito D’Rivera (los días 16 y 17 de enero, en un programa sobre piezas de Copland, Piazzolla, Mozart o Freiberg), el pianista dominicano Michel Camilo (en el primer concierto extraordinario de la temporada, el 21 de febrero, en homenaje a López Cobos a partir de composiciones de Bernstein y Gershwin) o el pianista norteamericano Chick Corea, ganador de veinte Premios Grammy al que acompañará la OSCyL en dos conciertos que ofrecerá en diciembre de 2019 en Mascate, la capital de Omán.

Además, otro rasgo común en varios de los programas de abono será la interdisciplinaridad, con propuestas como el ballet de Beethoven ‘Las criaturas de Prometeo, op. 43’, que interpretará la Orquesta los días 29 y 30 de noviembre acompañada en el escenario por egresados de la Escuela Superior de Arte Dramático de Castilla y León, como Alfredo Noval, con el dramaturgo Carlos M. Sañudo como responsable de la puesta en escena; o el programa número 18, que los días 11 y 12 de junio contará con la participación de los bailarines de la Escuela Profesional de Danza de Castilla y León ‘Ana Laguna’, con sede en Burgos, como informa Ical.

En total, la temporada incluirá 24 programas: 20 de ellos de abono, el navideño 20+1 que recreará ‘El cascanueces’ y tres extraordinarios (el de homenaje a López Cobos con Michel Camilo y Andrés Salado a la batuta, la ‘Gran fiesta de Miradas’ que promueve el área socioeducativa el 8 de mayo, y el que ofrecerá el 3 de abril el director Valery Guérguiev “al frente de su portaviones”, la Orquesta del Teatro Mariinsky de San Petersburgo, con “tres solistas de lujo” como Fumiaki Miura, Jonathan Roozeman y Varvara).

Compensada e ilusionante

“Creemos que es una temporada compensada e ilusionante para todos, que aúna un gran repertorio, fusiona e hibrida con otras artes y demuestra nuestro compromiso con la nueva creación”, aseguró hoy en la presentación el director artístico y técnico de la OSCyL, Jordi Gimeno. Las tres piezas que tendrán su estreno mundial de la mano de la OSCyL serán un encargo al sueco Anders Hillborg (los días 7 y 8 de febrero), el ‘Concierto para tuba y orquesta, op. 65’ del lisboeta Nuno Côrte-Real (los días 29 y 30 de abril, con el maestro de la OSCyL José Redondo como solista) y los ‘Paisajes de Castilla y León’, una pieza elaborada de forma conjunta por Román González Escalera, Nuño Fernández Ezquerra e Israel López Estelche, ganadores los tres del Concurso Nacional de Composición de la OSCyL en diferentes convocatorias.

La temporada arrancará los días 3 y 4 de octubre con el primero de los siete programas que dirigirá el titular de la OSCyL, Andrew Gourlay, acompañado en esta primera ocasión por Alban Gerhardt al violonchelo para interpretar piezas de Dvorák, Wagner y Mozart. El vallisoletano Roberto González-Monjas dirigirá a la formación en dos ocasiones y aparece esta temporada como principal artista invitado, mientras que Eliahu Inbal repite como principal director invitado (el israelí tomará la batuta en los programas 15 y 16, con Andreas Ottensamer y Li-wei Qin como solistas, respectivamente).

Ajuicio de Gimeno, el “plato fuerte” de la temporada será el concierto de abono número 6, que llevará hasta Valladolid a Leonard Slatkin para dirigir a la OSCyL sobre piezas de Berlioz, Copland, Hindemith y Elgar, con los profesores de la Orquesta Roberto Bodí y Juan Manuel Urbán como solistas. Además, también pasarán por el Centro Cultural Miguel DeLibes batutas como las de Pedro Halffter (que ofrecerá un viaje sinfónico por ‘Tannhäusser’, la ópera de Wagner, el 14 y 15 de febrero), Alexander Liebreich (con Pinchas Zukerman y amanda Forsyth como solistas, en torno a la brillante relación Mozart-Strauss), Gordan Nikolic (con los integrantes de BandArt, el 16 y 17 de abril), Josep Pons (29 y 30 de mayo, con la mezzosoprano Allison Cook) y Juanjo Mena (con el violinista Nikolaj Znaider los días 18 y 19 de junio).