scorecardresearch

Philipsen se adjudica el primer esprint de La Vuelta

Europa Press
-

El belga es el más rápido en el final de la segunda etapa. Roglic mantiene el liderato y Aranburu le recorta dos segundos

Philipsen se adjudica el primer esprint de La Vuelta - Foto: Manuel Bruque

El ciclista belga Jasper Philipsen (Alpecin-Fenix) se ha impuesto este domingo al esprint en la segunda etapa de La Vuelta a España, de 166,7 kilómetros entre Caleruega y el barrio burgalés de Gamonal, mientras que el esloveno Primoz Roglic (Team Jumbo-Visma) ha retenido el maillot rojo de líder de la carrera.

En una jornada sin incidencias durante casi todo el recorrido, los tres fugados del día quedaron neutralizados a 20 kilómetros, donde en pelotón empezó a preparar su llegada masiva a Burgos. Fue a falta de cuatro kilómetros para meta cuando una caída en la que estuvieron envueltos más de una docena de corredores cortó el pelotón. En la larga recta de meta, Philipsen consiguió reinar en el esprint final.

Roglic, que entró con el primer grupo, defendió su liderato, pero el segundo de la general, el español Alex Aranburu (Astana-Premier Tech), consiguió reducir en dos segundos, gracias a las bonificaciones del esprint intermedio, su distancia con el esloveno, ahora de cuatro segundos. Entre los favoritos, el británico Adam Yates (INEOS Grenadiers) cedió 31 segundos al quedarse cortado en la caída masiva.

Tras una salida inédita desde Caleruega, con motivo de la celebración del VIII centenario de Santo Domingo de Guzmán, Diego Rubio (Burgos-BH), Sergio Román Martín (Caja Rural-Seguros RGA) y Xabier Azparren (Euskaltel-Euskadi) lanzaron muy pronto un ataque que se consolidó con el paso de los kilómetros.

La ventaja de los representantes de los tres equipos invitados llegó a ser de casi cuatro minutos en el primer tramo de la etapa, pero el trabajo de Alpecin-Fenix y Groupama-FDJ al frente del pelotón redujo la diferencia, que fue oscilando arriba y abajo, y evitó que se escaparan más. En juego, el esprint intermedio de Tardajos, a 16,7 kilómetros para meta.

A falta de 30 kilómetros, Diego Rubio rompió la fuga con un poderoso ataque al que no pudieron responder sus hasta entonces compañeros de escapada; primero Azparren y, poco después, Martín sucumbieron ante la fuerza del ciclista de Navaluenga.

Sin embargo, el pelotón, con Astana tirando, acabó con su aventura a solo 20 kilómetros del final, comenzando la pelea por los segundos de un esprint intermedio que se adjudicó en primer lugar el neerlandés Fabio Jakobsen (Deceuninck-Quick Step), por delante de Alex Aranburu (Astana-Premier Tech) y de Bert Van Lerberghe (Deceuninck-Quick Step).

Aun así, el grueso de los ciclista entró lanzado en Burgos, con el Deceuninck-Quick Step tratando de preparar la llegada. Solo una caída masiva a cuatro kilómetros cortó el pelotón y redujo la lista de aspirantes, entre los que se destacó Philipsen para llevarse el triunfo.

La ronda española vivirá este lunes su primer final en alto en la tercera etapa, en la que los corredores cubrirán 202,8 kilómetros entre Santo Domingo de Silos y el Picón Blanco, un duro puerto con rampas de hasta el 17%.