El PP ganaría las elecciones con dos actas en el Congreso

Carlos H. Sanz
-

La única posibilidad del PSOE para disputar la victoria pasa por arañar los votos que hubieran ido a Más País, que no presenta candidatura en la provincia, y del desgaste de Ciudadanos por el pacto con el PP que le arrebató la Alcaldía de la capital

El PP ganaría las elecciones con dos actas en el Congreso - Foto: David Perez Redactor grafico La Tribuna

El Partido Popular volverá a ser el partido más votado en la provincia, con una diferencia de entre 3 y 4,5 puntos respecto al PSOE, lo que para una participación del 75% (cinco puntos más de la esperada en el conjunto del Estado) da una diferencia de entre 3.000 y 4.400 votos, es suficiente para que los populares sumen dos actas en el Congreso y tres en el Senado frente a una y dos del Partido Socialista, respectivamente.
Esta es la principal hipótesis del estudio de los sondeos y encuestas realizados hasta ahora en función del comportamiento electoral en la provincia durante lo que se denomina ciclo multipartidista, ese decir, desde 2015 hasta la actualidad, elaborado por el sociólogo Javier Gómez Caloca para Diario Palentino.
Para llegar a esta conclusión se ha aplicado a dos encuestas basadas en el sistema de sondeo coníinuo o tracking (GAD3 y Sigma Dos) y a dos estudios sobre media de las encuestas publicadas (El País  y El Diario), el diferente comportamiento del electorado palentino en las tres elecciones generales del período 2015-2019, y en las del pasado 28 de abril.
comportamiento. Ese comportamiento del electorado palentino está definido por varios rasgos. El primero es que en Palencia se vota más que en el conjunto del Estado. «Casi cuatro puntos más en el ciclo multipartidista (3,94%) y 3,8 puntos más en las elecciones del 28-A, que fueron de alta participación llegando en Palencia a casi el 80% (79,56%)», especifica Javier Gómez Caloca, que augura que la participación rondará el 74,59%.
Otro rasgo es que Palencia es una provincia más bipartidista. «Los votos de PP y PSOE suman 14,8 puntos más que en el conjunto del Estado. Una tendencia que incluso se amplió el 28-A, y eso que fueron las elecciones más multipartidistas de la historia de nuestra democracia», sentencia el sociólogo, que cree lógico que «si como aventuran las encuestas, el peso del bipartidismo en el conjunto del Estado va a subir, lo mismo sucederá en nuestra provincia».
El tercer rasgo que define al electorado palentino es que el comportamiento electorado de PSOE y PP en elecciones generales en comparación con el estatal es muy regular a lo largo de las elecciones.
«Los dos partidos más antiguos en la confrontación electoral mantienen el mismo comportamiento desde las elecciones generales del año 2000. Así, por ejemplo, el PP saca una media de 11,44 puntos más de votos en nuestra provincia que en el conjunto del Estado, y el PSOE mejora sus resultados nacionales aquí en una media de 1,66 puntos», detalla Gómez Caloca, que advierte de que «esta diferencia se mantiene cuando ganan o cuando pierden; tanto como cuando sacan mal resultado como uno bueno».
Si se cierra el foco sobre las elecciones en las que irrumpió claramente el multipartidismo, es decir, desde 2015, el PP se mueve en una media de 12,4 puntos más de votos en Palencia, mientras que el PSOE saca de media 2,4 puntos más. Además, se puede concluir que el comportamiento de Ciudadanos básicamente calca los resultados nacionales (0,4 puntos más), mientras que Unidas Podemos saca unos resultados bastante perores (5,9% menos) y Vox mejora un 1,46% los del conjunto del Estado, aunque para analizar el comportamiento del partido de Santiago Abascal solo se disponen datos del 28-A.
qué dicen los sondeos. Una vez definidas las variables con las características del electorado palentino, es hora de aplicarlas a las encuestas. Para este estudio se ha optado por los sondeos contínuos o tracking  de Sigma Dos y GAD3; y por la media de encuestas que realizan El País y Eldiario.es. Hay que tener en cuenta que todas están actualizadas entre el 28 de octubre y el 2 de noviembre.
La primera conclusión que se obtiene es que «aunque hay cinco partidos con un porcentaje de voto estimable, Palencia volverá a ser bipartidista en su representación parlamentaria», concluye Gómez Caloca, que recalca que los cuatro sondeos dan la victoria al Partido Popular en la provincia y dos actas de diputado, con porcentajes de voto entre el 33 y el 34,2%.
«El bloque de la derecha (PP, Cs y Vox) estaría por encima del 55% de los votos, en los mismos porcentajes que en abril, mientras que el bloque de la izquierda (PSOE y Unidas Podemos) se quedaría en el entorno del 36%, cuatro puntos por debajo», estima el sociólogo de cabecera de Diario Palentino.
En este escenario, Ciudadanos y Unidas Podemos no tendrían ninguna posibilidad de conseguir representación en el Congreso. «Vox sería el tercer partido en la provincia en porcentaje de voto, en el mejor de los casos (GAD3) a más de dos puntos de quitar el tercer diputado al PP», recalca Caloca, que, no obstante, recuerda que «en abril se demostró una cierta sobrerrepresentación de esta opción política en las encuestas».
La diferencia entre PP y PSOE, únicos con posibilidades de conseguir representación, salvo crecimiento sorprendente de Vox, está, en una horquilla de entre 3,1 y 4,4 puntos, lo que con una participación estimada en Palencia del 75% es un colchón de entre 3.000 y 4.300 votos, suficiente para lograr, además,  recuperar los tres senadores.
Ese escenario en la Cámara Alta, se ve fortalecida, según Gómez Caloca, «porque Vox solo presenta un candidato al Senado por lo que es muy posible que una parte de los votantes de Vox, apoyen a alguno de los candidatos del PP».
Hay además otros factores que es interesante comentar. Por ejemplo, que el porcentaje de voto del PSOE y de Unidas Podemos puede mejorar por la no presentación en Palencia de la candidatura de Más País, encabezada por Iñigo Errejón. «La mayoría de las encuestas dan una horquilla entre el 4 y el 5 por ciento de los votos a este partido, aunque no parece que sea suficiente para que el PSOE pueda quedar delante del PP y sacar el segundo diputado en Palencia», observa Caloca.
Otro es cómo influye el desgaste de Ciudadanos tras lo ocurrido con la negociación y consecución de la Alcaldía de la capital. «Lo que pueda rascar el PSOE de la no presencia de Más País y de haberse quedado sin gobernar en la capital por culpa del pacto oscuro y lejano entre PP y Cs, da una mínima posibilidad, casi nula, de competir con el PP por el segundo diputado», señala Caloca.  
conclusiones. De esta forma, a modo de conclusión, la hipótesis de este estudio del sociólogo Javier Gómez Caloca para Diario Palentino refleja que en todos los escenarios de las encuestas, el PP vuelve a ser el partido más votado en la provincia, con una diferencia de entre 3 y 4,5 puntos, lo que para una participación del 75% (cinco puntos más de la esperada en el conjunto del Estado) da una diferencia de entre 3.000 y 4.400 votos, «suficiente para que, junto los que puedan venir de los electores de Vox que voten a más candidatos al Senado que al propio, den también al PP tres actas del Senado».
Los resultados de esta hipótesis coinciden con la proyección que publicó el CIS esta misma semana, en la que hace una distribución de escaños por provincias debido a su amplía muestra, y que, en el caso de Palencia, da dos diputados para el PP y uno para el PSOE. Esta encuesta es antigua (cerrada el 13 de octubre), «si bien no es menos cierto que en abril, con la misma antigüedad, fue la más acertada», advierte Gómez Caloca.
Otra conclusión a la que llega Gómez Caloca es que Ciudadanos  cederá en Palencia la tercera posición a Vox, «aunque todavía es un misterio si, como sucedió en abril, está siendo sobreponderado en las encuestas»; y que las posibilidades de Unidas Podemos son «nulas». «Es muy posible que quede en quinto lugar, salvo que el descalabro de Cs sea mayor de lo que vaticinan las encuestas», sostiene.
«En definitiva, en el reparto por bloques ideológicos, el de la derecha mantendrá los dos diputados y recuperará el tercer senador, todos ellos del mismo partido, el PP. Parece que en este proceso la derecha tiende a agrupar más su voto (PP) mientras la izquierda lo disgrega con la aparición de Más País», sentencia Javier Gómez.
Sobre los motivos de este cambio electoral, el sociólogo cree que «la problemática provincial, como la despoblación o el envejecimiento de la población, no será el centro de la campaña electoral que estará protagonizada por tres temas nacionales: la responsabilidad del adelanto electoral y futuro desbloqueo, la desaceleración o crisis económica y Cataluña, Cataluña y Cataluña».
«En fin, tres cuestiones, sobre todo la territorial, que favorecen al bloque de la derecha frente a una izquierda siempre más cómoda en asuntos sociales, laborales, igualdad de género, etc.», añade Javier Gómez Caloca, que también cree que el debate de mañana «puede ser definitivo tanto para movilizar abstencionistas molestos con la repetición, como para orientar el voto entre opciones políticas».
Y es que a la hora de valorar esta proyección, hay que tener en cuenta que las encuestas utilizadas para  formular esta hipótesis son anteriores al inicio de la campaña electoral, a la celebración del debate electoral que mañana tendrá como protagonista a los candidatos de las principales formación, y que un porcentaje elevado de ciudadanos deciden votar y a quién en los últimos días o incluso el mismo día ante la urna. Muestra de ello es que en las elecciones celebradas el pasado 28 de abril, según el sondeo postelectoral del CIS, el 15,7% de los votantes decidió su vota la última semana de la campaña electoral y un 4,7% lo decidió el mismo día de las elecciones.
vuelta al bipartidismo. Hasta la pasada cita electoral de abril, cuando se rompió el tradicional reparto de actas de la Cámara Baja en la provincia, y los ciudadanos entregaron una al PSOE, otra al Partido Popular y otra a Ciudadanos, en las 13 elecciones generales anteriores, los escaños asignados a la provincia siempre se repartieron de la misma forma: dos para el partido ganador, y uno para el segundo con más votos.
Hasta hoy, el Partido Popular se ha hecho con dos de los tres escaños de la Cámara Baja en 9 de esas 14 citas electorales (1989, 1993, 1996, 2000, 2004, 2008, 2011, 2015 y 2016), mientras que el PSOE fue la fuerza más votada en los comicios de 1982, 1986 y 2019, aunque en esta última solo obtuvo un escaño. Allí donde ganaron los socialistas, los populares -entonces bajo las siglas de Alianza Popular- fueron la segunda lista más votada; y donde ganó el PP, lo fue el PSOE. Solo en 1977, UCD tuvo dos representantes en el Congreso y los socialista fueron la segunda fuerza más votada, lo que les deparó el tercer escaño.
Hasta el pasado 28-A, ninguna fuerza política tuvo nunca opciones reales de disputar a las dos fuerzas mayoritarias el tercer asiento en la Cámara Baja. Lo más cerca que una formación política estuvo de luchar por ese tercer escaño de la circunscripción palentina fue en diciembre de 2015, cuando Ciudadanos se quedó a 6.277 votos (un 6%) de sentar a Enrique Rivero Ortega en la silla que finalmente ocupó Miguel Ángel Paniagua, del Partido Popular.
En los últimos comicios electorales, los celebrados en junio de 2016, esa distancia ya se amplió hasta el 7,9%, los 7.906 votos que hubiera necesitado la coalición de Podemos, Izquierda Unida y Equo para quitar el segundo escaño al PP. Y también en junio de 1986, CDS estuvo cerca -si 8.657 votos, un 7,7% de los válidos, se puede considerar cerca- de disputar ese tercer escaño en la Carrera de San Jerónimo al Partido Socialista.
En las elecciones de 2004, 2008 y 2011, por ejemplo, Izquierda Unida hubiese necesitado por encima del 20% más de los votos válidos para ir al Congreso.
En la historia democrática de España, la fuerza más votada en Palencia nunca vio peligrar su segunda acta de diputado, pero eso cambió en abril de este año. La incógnita es si se mantendrá ese reparto o el voto de los palentinos volverá a concentrarse en las dos fuerzas mayoritarias (PP y PSOE).  Siempre que la primera fuerza doble en votos, como mínimo, a la tercera, se garantiza dos escaños. Eso es lo que ocurrió en 13 de las 14 citas electorales celebradas hasta ahora.